Sergio Ramos: "Cuando acepté la oferta por un año, me dijeron que había caducado"

"Nunca me he querido ir y nunca fue un tema de dinero, era de años porque quería tranquilidad"

Sergio Ramos ha dicho adiós al Real Madrid en un acto de homenaje y despedida del capitán en Valdebebas. Y lo ha hecho con sorpresa. Porque el sevillano ha desvelado que después de meses con un tira y afloja en el que el defensa pedía dos años y el club madridista sólo ofrecía uno, hace una semana dio el 'sí' a la oferta del club por una temporada y se encontró con la respuesta del Real Madrid de que la propuesta "había caducado". Pese a ello, afirma marcharse "sin rencores" y pensando en regresar algún día.

"Se cierra una etapa única en mi vida. Nada será como lo que he vivido aquí. Quiero seguir mostrando mi mejor nivel y añadir a mi palmarés algún título más. Muchas gracias a todos. Esto es un hasta luego porque, tarde o temprano, volveré", ha asegurado muy emocionado.

El central del Real Madrid Sergio Ramos confesó que nadie está preparado para "decir adiós" al club blanco y anunció que "tarde o temprano" volverá a la entidad con la que ha logrado 22 títulos, tras confirmar que no jugará en el equipo en la temporada 2021-22.

"Uno nunca está preparado para decir adiós al Real Madrid. He logrado 22 títulos con mucho esfuerzo y profesionalidad. Se cierra una etapa maravillosa, única, y nada volverá a ser como lo que he vivido, pero se abre un futuro en el que ojalá pueda añadir algún título a mi palmarés. Esto no es un hasta siempre, es un hasta luego porque, tarde o temprano, volveré", dijo Ramos este jueves en el acto institucional de su despedida.

"El hombre de la Décima"

En dicho acto, Sergio Ramos estuvo acompañado por su familia y por el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, quien le impuso la insignia de oro y brillantes del club blanco y afirmó que el capitán  será una de las "grandes leyendas" y que siempre será "el hombre de la Décima" Liga de Campeones conquistada en Lisboa, en el acto de homenaje y despedida del jugador sevillano después de 16 temporadas en el club blanco.

"Hoy no es un día fácil para mí. Me siento enormemente orgulloso de lo que has conquistado. Eres una de las grandes leyendas del Real Madrid, y has sido un capitán emblemático durante años. Siempre serás el hombre de la Décima. Tu minuto 93 en Lisboa es el símbolo de lo que representa este club", dijo dirigiéndose al propio Sergio Ramos.

Florentino Pérez aseguró que ha compartido muchos años junto a Ramos, un tiempo "repleto de intensidad" y "de mucho cariño", y recordó que fue su primer fichaje de un jugador español. "Han transcurrido 16 años y en ese tiempo han construido una de las trayectorias más espectaculares de nuestro club", reseñó.

Pérez destacó que la afición madridista siempre llevará en su corazón al jugador de Camas por ser un futbolista que "no se rinde nunca". "Gracias por defender este escudo, dejándote el alma en cada partido. Es muy difícil lograr en el Real Madrid lo que has conseguido, 22 títulos, que te convierten, junto a Marcelo, en el madridista con más títulos únicamente superado por nuestro presidente de honor, Paco Gento", señaló.

Más allá de los 671 partidos en el Real Madrid y sus 101 goles con la camiseta blanca, Pérez subrayó que Ramos será uno de los "grandes capitanes" en la historia del club, y "uno de los más queridos". "Has sido alguien especial para mi. Hemos vivido la exitosa historia reciente del Real Madrid, ésta será siempre tu casa. Una leyenda como tú será siempre uno de los grandes embajadores del Real Madrid", sentenció.

"Nunca me he querido ir"

Posteriormente, en rueda de prensa, Ramos profundizó en aspectos de la negociación de estos últimos meses y admitió que el problema era la duración y no el dinero. "Lo primero que me gustaría aclarar es que nunca me he querido ir", aseveró.

"Me remonto a la Liga del confinamiento y a raíz de ahí se me ofreció ampliar el contrato, pero por las razones del COVID se fue aplazando y en los últimos meses el club me hace una oferta de un año con bajada de salario. El dinero nunca fue un problema y el presidente lo sabía, era un tema de años, yo quería dos para tener tranquilidad y continuidad", detalló.

Sin embargo, tras unas "últimas conversaciones" decidió aceptar la oferta y entonces se encontró con la negativa del club. "Se me dice que ya no hay oferta, que tenía fecha de caducidad y no me había enterado. Esa es la verdad y la tengo que aceptar", remarcó el andaluz.

"No hay enfrentamiento"

Este reiteró que "nunca" se le comunicó esa caducidad y que entendía que estaban dentro de una negociación "como tantas otras en 16 años". "Se me dice que ha caducado cuando todavía tengo contrato, es respetable, pero me sorprendió", indicó.

El central desconoce las razones de que se retirara la oferta o de que tuviese una fecha límite "sin haberlo comunicado". "Quizá no entendí bien. Se me comunicó hace una semana, pero nunca me dieron un ultimátum", se sinceró.

Pese a ello, tiene claro que no guarda "ningún tipo de rencor ni de enfrentamiento" con Florentino Pérez, con el que mantuvo conversaciones para aclarar sus dudas, pero que quedan "en un ámbito privado". "Le dije todo lo que tenía que decir. Florentino me trajo y me hizo ganar, me quiero quedar con ese cariño", resaltó.

El capitán del equipo calificó su relación con el presidente como "extraordinaria". "No de amor y odio, de padre e hijo a nivel deportivo, y me quedo con el último abrazo que me ha dado. Los malos entendidos se quedan en pasado, no hay ningún enfrentamiento, pero me gusta contar la verdad", zanjó.

"Chapó por parte del club y del presidente por mi despedida, que no ha podido ser mejor. Me había gustado sentirme arropado por la afición por el vínculo de muchos años que nada ni nadie podrá borrar. El COVID restringe un poco, pero me siento un privilegiado por tanto por lo que he ganado como por el cariño recibido en un evento tan especial", prosiguió.

En este sentido, tampoco sabe si no ha sido "una prioridad para el club". "Pero ningún jugador está por encima del club. Cuando dije que planificasen sin mí era porque nadie está por encima del club. Lo mío era una negociación independiente que no creo que sea determinante para un no rotundo", manifestó el de Camas.

Sergio Ramos reconoció haber tenido "sentimientos difíciles y dudas estos últimos meses". "Me habría gustado tener esa tranquilidad que han tenido otros a nivel de contrato, pero yo firmaría tener seis meses complicados y 15 años y medio de felicidad. El Real Madrid es mi casa y mi escuela", consideró, aclarando que le gusta "hablar en el campo" y que no salió a hacerlo estos últimos meses porque lo veía "inoportuno con el equipo jugándose la Champions y la Liga".

"Buscar otro equipo"

El defensa andaluz quiere seguir demostrando su "mejor nivel durante muchos años". "Se cierra una etapa y se abre otra. Siempre he dicho en mi entorno más cercano que este era un matrimonio perfecto, pero ahora tengo que buscar la felicidad, otro equipo e intentar rendir al máximo nivel para intentar añadir más títulos a mi palmarés", comentó de cara al futuro.

El central desconoce si volverá a España a jugar y confirmó que no han pensado "en ningún momento en un equipo", aunque a partir de enero, cuando ya era libre para negociar, hubo "alguna que otra llamada" a su agente. "Pero no teníamos en mente salir", insistió. "Lo importante no es el sitio, es con quien y mi felicidad depende de toda mi familia", puntualizó el andaluz, que a partir de ahora buscará "una buena opción" que no serán el Sevilla ni un FC Barcelona al que dio un "no rotundo". "Es imposible ver a Ramos con su camiseta", agregó con una sonrisa.

El camero eludió opinar sobre las razones de la marcha de Zinédine Zidane, aunque aseguró que el francés "se ha ganado no solo ser el mejor entrenador de la historia del club" si no también "uno de los mejores" su carrera. "Le tengo un cariño elevado al cubo", expresó, al tiempo que apuntó que no ha tenido "ninguna conversación" con Carlo Ancelotti más que una llamada para felicitarle.

Finalmente, fue preguntado por su ausencia de la Eurocopa, una decisión de Luis Enrique que entiende "perfectamente". "Ahora vuelvo a estar bien físicamente y quiero buscar mi mejor nivel para representar a mi selección que es algo que me apasiona. Me entristece no estar, pero lo entiendo y voy a luchar para volver a encontrar mi mejor nivel", sentenció.

RELACIONADO