Repsol vende su participación en un yacimiento en aguas de Noruega a Lime Petroleum por 35,7 millones

Repsol ha alcanzado un acuerdo con Lime Petroleum, filial de la empresa de gas y petróleo Rex International, para la venta de su participación del 33,84% en el yacimiento de Brage, en Noruega, por un importe de 42,6 millones de dólares (unos 35,7 millones de euros) después de impuestos.

Según informó Lime Petroleum, este acuerdo de compraventa le permitirá hacerse con la participación de la compañía española en el campo de petróleo y gas, así como con las cinco licencias de la plataforma continental noruega.

Descubierto en 1980, Brage es un campo en la parte Norte del Mar del Norte, a 10 kilómetros al Este del campo Oseberg. La profundidad del agua es de 140 metros y la producción comenzó en 1993. En 2020 se produjeron alrededor de 3.800 barriles equivalentes de petróleo diarios en el campo Brage correspondientes a esa participación.

Aunque el campo Brage ha estado produciendo durante mucho tiempo, aún se está trabajando para encontrar nuevas formas de aumentar la recuperación del campo.

Al final de la vida útil de producción del campo Brage, Lime Petroleum pagará un 1,69% de los costes totales estimados de desmantelamiento de la infraestructura actual del yacimiento.

Por su parte, Repsol ha acordado el pago a Lime Petroleum del 'Brage Decommissioning Carry' limitado al 95% de los costes de desmantelamiento de la infraestructura actual del campo con respecto a su participación del 33,84%.

A finales del año pasado, el grupo ya vendió su participación en otro yacimiento en Noruega -Vette- a Okea. Repsol está presente en el país nórdico, donde mantiene activos, desde 2003, desarrollando la actividad de exploración y producción a través de su filial Repsol Norge.

Esta nueva desinversión se une a las realizadas en los últimos tiempos por el grupo presidido por Antonio Brufau. Así, a principios de este mes acordó la venta de sus activos de exploración y producción ('upstream') en Malasia y el bloque 46 CN en Vietnam a una empresa filial de Hibiscus Petroleum, compañía cotizada con sede en Kuala Lumpur.

Además, también procedió a la venta de activos en Rusia, al cese de la producción de petróleo en España y el fin de la actividad exploratoria en otros países -Australia, Irak, Irlanda y Marruecos-.

La energética acordó también a mediados de abril la venta de su negocio de carburantes en Italia a Tamoil, operación que incluía así el traspaso de la red de estaciones de servicio, compuesta por un total de 275 instalaciones, y el negocio de ventas directas de combustibles de Repsol en el país.

El plan estratégico 2021-2025 de Repsol pone el foco en las áreas geográficas con mayores ventajas competitivas y prioriza el valor sobre el volumen.

En su nueva 'hoja de ruta', Repsol prevé pasar de los 26 países en los que estaba hasta el año pasado a 14 en el negocio de exploración y producción en el próximo lustro.

Leer más noticias sobre