Putin, sobre Navalni: "Quería ser detenido deliberadamente"

El presidente ruso reconoce que el tema de derechos humanos y la situación del opositor ruso fueron abordados en la cumbre

El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó este miércoles que el líder opositor ruso, Alexéi Navalni, infringía deliberadamente las leyes rusas aunque era consciente de que el castigo sería la cárcel. "Los órganos del poder lo citaron (...), pero él no se personó, ignoró la ley y fue declarado en búsqueda", dijo Putin tras su primera cumbre con el líder estadounidense, Joe Biden, en Ginebra.

Pese a ello, continuó, Navalni regresó a Rusia de Alemania, donde se recuperaba del envenenamiento con un agente tóxico del grupo Novichok que sufrió en agosto de 2020.

"Parto de la premisa de que quería ser detenido deliberadamente, era consciente de ello", aseguró Putin. El jefe del Kremlin reconoció que el tema de derechos humanos y la situación de Navalni fueron abordados en la cumbre por iniciativa de la parte estadounidense. "El presidente Biden mencionó el tema de los derechos humanos y de las personas que creen representar estos asuntos en Rusia", dijo Putin.

El líder ruso también comentó la reciente ilegalización del Fondo de Lucha contra la Corrupción de Navalni en Rusia al asegurar que esa organización "hizo llamados públicos al desorden, incitó públicamente a menores a participar en manifestaciones callejeras y dio instrucciones sobre cómo fabricar cócteles mólotov para usarlos contra agentes del orden".

Por otra parte, Putin acusó a EEUU de apoyar las actividades de "agentes extranjeros" en Rusia. "La legislación de EEUU estipula que Washington debe apoyar ciertas organizaciones políticas en Rusia. Pero simultáneamente Rusia fue declarada como el enemigo (...) entonces ¿qué tipo de organizaciones apoya Washington", preguntó Putin.

Por ello, dijo, Moscú tratará a los "agentes extranjeros" con "precaución", pero sin prohibir su trabajo en el territorio ruso. "La declaración como agente extranjero no significa el cese de las actividades", insistió.

Por otro lado, el presidente de Rusia valoró positivamente la cumbre con su homólogo estadounidense y afirmó que "no hubo ninguna hostilidad" pese a las discrepancias existentes. "Considero que no hubo ninguna hostilidad. Al revés. Nuestro encuentro transcurrió en una clave de principios, nuestras valoraciones difieren en muchos aspectos. Pero desde mi punto de vista, ambas partes demostraron el deseo de comprender el uno al otro y de buscar un acercamiento de las posiciones", afirmó.

El mandatario ruso añadió que "la conversación fue muy constructiva". "Los temas era conocidos por todos: la estabilidad estratégica, la ciberseguridad, los conflictos regionales, las relaciones comerciales. También hablamos sobre la cooperación en el Ártico", indicó.

La cumbre de este miércoles entre los presidentes de EEUU y Rusia en Ginebra acabó tras finalizar su reunión ampliada, en la que participaron varios consejeros de cada parte.