Primer caso detectado en España de un paciente infectado con virus del Nilo y coronavirus

En 2020, el virus del Nilo Occidental dejó 77 casos de enfermedad grave y siete fallecidos en Andalucía

Una persona de Sevilla enferma de COVID está ingresada este miércoles en una UCI hospitalaria afectada por meningoencefalitis debido al virus del Nilo Occidental, el primer caso detectado este año de un brote que en 2020 causó 77 casos de enfermedad grave y siete fallecidos en Andalucía.

Este caso, del que no se ha facilitado sexo ni edad, se ha detectado gracias a los protocolos establecidos el pasado verano para realizar la prueba a todas las meningoencefalitis de origen desconocido, según ha informado la Consejería de Salud, que ha informado del primer caso detectado este año del virus del Nilo al Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía.

Por su parte, fuentes sanitarias han informado a Efe de que el estado del paciente es preocupante, debido a que ha coincidido el virus con el del COVID, y se encuentra ingresado en permanente vigilancia en el hospital Virgen del Rocío.

Al conocerse el resultado de las pruebas se han activado inmediatamente todos los protocolos así como las medidas de salud pública previstas en los mismos, según Salud, que enviará las muestras recogidas al laboratorio referente (Hospital Virgen de las Nieves de Granada) y al Centro Nacional de Microbiología.

Hasta la fecha no han detectado circulación viral en caballos o aves y hay poca actividad de mosquitos en fase adulta, subraya la consejería antes de recordar que no hay transmisión de persona a persona de este virus y que la transmisión es por picadura.

Las medidas de prevención de la infección en humanos están basada en evitar las picaduras de mosquitos, por lo que se recomienda emplear telas mosquiteras en ventanas y puertas, intentar no permanecer al aire libre entre el atardecer y el amanecer y procurar dejar la luz apagada.

Además, se debe seguir diariamente una correcta higiene corporal, evitar los perfumes intensos, usar ropa que cubra lo máximo posible la piel y sacudirla antes de usarla si se ha tendido en el exterior y hacer un uso adecuado de los repelentes, siguiendo estrictamente las recomendaciones sobre el modo y frecuencia de uso descritos por el fabricante.

Si se usa crema para el sol, hay que aplicarla primero, dejar absorber durante veinte minutos y después aplicar el repelente de mosquitos.

Hasta el 8 de octubre de 2020, el Centro Nacional de Epidemiología confirmó que el 74,7 % de los afectados por el virus presentaron clínica neurológica, que el 94,7 % requirieron hospitalización y hubo siete fallecidos (el 9,3 %): cuatro en Sevilla (tres hombres y una mujer de 70 a 85 años) y tres de Cádiz (dos hombres y una mujer de 59 a 87 años).