Los CDR detenidos en 2019 tenían "finalidad terrorista" y planeaban una "acción violenta" contra Casado

Un informe de la Guardia Civil atribuye a los detenidos de los Comités de Defensa de la República (CDR) por presunta integración en una organización con fines terroristas varias búsquedas en Internet de "posibles objetivos" entre diferentes personalidades contrarias a la independencia de Cataluña, entre los que figura el líder del PP, Pablo Casado. También planearon varias "acciones violentas" contra el Parlament, varias consellerías, la Delegación del Gobierno en Barcelona, Manuel Valls o José Manuel Villegas.

En un informe de mayo de 2021 de los Servicios de Información de la Zona de Cataluña, al que ha tenido acceso Europa Press, los agentes constatan que uno de los arrestados, Jordi Ros Solà, realizó diferentes búsquedas en Internet a través de sus dispositivos de datos relativos a personas vinculadas a partidos políticos contrarios a la independencia y de un agente del cuerpo de Mossos d'Esquadra.

Estos búsquedas, según la Guardia Civil, "tendrían como objetivo la posible realización de una acción contra dichas personas o bienes". El informe detalla que entre ellos figura Casado en una consulta que se llevó a cabo el 18 de septiembre de 2019 con un teléfono móvil de la marca Asus intervenido en el domicilio de Jordi Ros en Sabadell.

Manuel Valls y Villegas

Además de sobre Casado, este integrante de los CDR integrado en una célula (ERT) para cometer acciones encaminadas a lograr la independencia de Cataluña realizó búsquedas en Internet sobre Manuel Valls, entonces concejal del Ayuntamiento de Barcelona o José Manuel Villegas, exsecretario general de Ciudadanos.

En la lista aparecen otras personalidades: Marta Morell Albaladejo, concejal del Ayuntamiento de Sabadell; Marta Farrés Falgueras, alcaldesa de Sabadell; Joan López Alegre, que fue diputado por el Partido Popular en el Parlament; Francisco Aranda Vargas, diputado del PSC en el Congreso de los Diputados por Barcelona y Carles Hernández Vilamajo, intendente de la BRIMO de los Mossos d'Esquadra.

La Guardia Civil añade que se han incautado "evidencias de anotaciones" referidas a personas y las matrículas de sus vehículos de personas "ideológicamente contrarias a la independencia", reseñando los casos de Antonio López Pérez y Annerose Bloss.

El informe de la Guardia Civil atribuye a los detenidos la intención de cometer "atentados". Sobre Jordi Ros apunta que se han obtenido "una gran cantidad de datos e informaciones que ponen de manifiesto sus actividades en el marco de la obtención de informaciones sobre posibles objetivos y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad".

De Ros añade que desarrollaba una labor de "reconocimiento de objetivos, vigilancia y control de instalaciones policiales, toma de fotografías y vídeos de los objetivos predeterminados". En las fotografías de los objetivos seleccionados, se recogen determinados aspectos de las instalaciones, como accesos, cámaras de vigilancia, localización de torres eléctricas (entre otros), agentes policiales y placas de matrículas de vehículos policiales.

Del Parlament a la Delegación del Gobierno

Ese control se estableció sobre el Parlament de Cataluña y otras instalaciones como torres de alta tensión, instalaciones de autopistas y peajes, así como la Delegación del Gobierno de Barcelona, la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, la Comandancia Naval de Barcelona, el Gobierno Militar de Barcelona o la sede de la Jefatura de la Comandancia de la Guardia Civil.

Los agentes recuerdan que Jordi Ros participó de las acciones al objeto de impedir el traslado a Madrid de los presos del 1-O desde el centro penitenciario de Can Brians 2 en Sant Esteve de Sesrovires.

También se menciona su declaración del 24 de septiembre de 2019 en la que Jordi Ros manifiesta que "la finalidad para la que quería fabricar el explosivo denominado nitrocelulosa era como medida de decepción o distracción, atrayendo la atención de la policía y los expertos en desactivación de explosivo, respecto de otra acción simultánea que sería la principal".

La Guardia Civil ha aportado ahora al juez un nuevo informe de conclusiones, tras analizar el material y la documentación incautada a los investigados, ninguno de los cuales permanece actualmente en prisión preventiva.

Según el instituto armado, los investigados conformaban el autodenominado Equipo Táctico de Resistencia (ERT), una célula que "cumplía una labor fundamental en la planificación del asalto, ocupación y defensa del Parlament Cataluña", donde pretendían encerrarse con el expresidente catalán Quim Torra como respuesta a una condena por el caso procés.

En opinión de la Guardia Civil, en la investigación se ha puesto de manifiesto su "naturaleza como organización criminal con finalidad terrorista", con el fin de "coadyuvar a la independencia del territorio de Cataluña por medio de la realización de acciones de diferente naturaleza".

Según el informe, los investigados contaban con dos "laboratorios caseros y clandestinos" en los domicilios familiares de Sant Fost de Campsentelles y Sabadell (Barcelona) y "habían conseguido un elevado grado de eficiencia en la obtención del agente termita, del que se hallaron varias muestras preparadas para su empleo".

Las muestras, añade la Guardia Civil, se conservaban en "contenedores estancos en los que los distintos componentes, repartidos conforme a una determinada proporción, mantendrían sus propiedades en condiciones idóneas hasta su empleo".

Además, de acuerdo con el análisis de los especialistas en explosivos de la unidad GEDEX de la Guardia Civil, el grupo contaba con los "agentes precursores necesarios, los manuales detallados, los datos y formulaciones manuscritas correctas y el material del laboratorio necesario para la síntesis de los compuestos explosivos señalados".

Según consta en el sumario, dos de los investigados -Alexis C. y Jordi R.- vieron en septiembre de 2019 un vídeo sobre las posibles teorías alternativas en los ataques terroristas a las Torres Gemelas de Nueva York en septiembre de 2001, algunas de las cuales apuntan al uso de termita como deflagrante.

Los investigadores apuntan que ambos CDR -que fueron objeto de seguimientos- "muestran especial interés en lo relativo a la posibilidad de que dicha sustancia pudiera haber sido empleada en la demolición de las torres gemelas y de la aplicación que esta tendría para su empleo contra infraestructuras".

Al terminar el visionado del vídeo, "se escucha a ambos investigados realizando exclamaciones de júbilo, probablemente al vislumbrar los catastróficos efectos que la 'termita' puede llegar a tener", añaden los investigadores.

Los atestados apuntan a que el domicilio de Alexis C. era empleado como "depósito", "almacén" y "laboratorio" para la "elaboración y fabricación" de sustancias explosivas, incendiarias y deflagrantes y que los investigados conocían su "peligrosidad".

Así se desprendería de una conversación telefónica de agosto de 2019 en la que Alexis C. alerta: "Es mejor quedar después de cenar, que no haya niños a la vista, que hace escándalo".

Para la Guardia Civil, el grupo reúne los rasgos de una organización terrorista: un objetivo común -la independencia de Cataluña-, un reparto de funciones con "sistema de coordinación" entre sus miembros mediante grupos de mensajería instantánea y un "sistema de toma de decisiones mixto".

Además, añade el informe, la organización "gozaba de una elevada cohesión favorecida por la común pertenencia previa a los CDR, que permitía que todos sus integrantes persiguieran una misma finalidad en sus acciones, así como compartieran un sustrato ideológico relativamente homogéneo y favorable a la obtención de la independencia catalana a través de un activismo radical2.

Los ERT, según el instituto armado, mantenían "estrechas vinculaciones con su CDR de origen" y recibieron el "encargo" del asalto del Parlament "a través de una entidad exterior a su organización, como sería el CNI catalán".

Otro de los elementos que según la Guardia Civil los definen como organización terrorista es que el grupo "tenía vocación de permanencia en el tiempo, siendo prueba de ello la constitución del mismo a finales del año 2018 y las intensas relaciones existentes entre sus integrantes hasta el mismo momento de las detenciones".