El Gobierno no aceptará algunas partes del informe del CGPJ sobre la Ley de Memoria

El Ejecutivo argumenta que no se puede considerar como libertad de expresión el enaltecimiento de los totalitarismos

El Gobierno no aceptará algunas partes del informe que ha emitido el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre el proyecto de ley de Memoria Democrática porque cree que no se puede considerar como libertad de expresión el enaltecimiento de los totalitarismos.

En el Pleno del Congreso, durante la sesión de control al Gobierno, la vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, ha reiterado que este proyecto de ley llegará "en semanas" al Congreso para iniciar su debate parlamentario, y ha insistido en que serán las Cortes las que elaboren la nueva Ley de Memoria Democrática.

Ha señalado que el informe emitido por el CGPJ, que no es vinculante, tiene partes "razonables" que comparte el Ejecutivo y otras cuestiones que "ni comparte ni compartirá".

"Como decir que el enaltecimiento del totalitarismo, que es el fascismo de la dictadura de Franco forma parte de la libertad de expresión, cuando cada día esto significa el vilipendio más absoluto de todas esas víctimas", ha puntualizado Calvo, toda vez que la diputada de EH Bildu Isabel Pozueta le ha preguntado si seguirá el Gobierno dicho dictamen.

"Este proyecto de ley tiene un compromiso estricto con el derecho humanitario", ha incidido Calvo, que ha señalado que el objetivo de la nueva ley es restituir la dignidad.

Ha afirmado que el Ejecutivo no va a esperar a que la ley exista porque lleva ya más de un año trabajando con asociaciones, ayuntamientos y comunidades autónomas para ir rápido con la identificación y exhumación de cadáveres víctimas del franquismo.

"Y muy pronto estará el proyecto del Gobierno en esta Cámara para abrir el debate parlamentario... Las leyes las elaboran las Cortes Generales y somos los legisladores los que tenemos la primera y la última palabra", ha recalcado Calvo.

Pozueta, por su parte, ha valorado que el Ejecutivo no comparte algunos planteamientos recogidos en el informe del CGPJ que considera "parcial, interesado y excluyente", al tiempo que "marcado por la ley de secretos oficiales franquista".

"Es un informe que es pura apología del franquismo y cuesta creer que el máximo poder de los jueces haga una defensa de una dictadura y sus crímenes", ha dicho la diputada abertzale, que ha lamentado que el régimen del 78 sea el que marca el "devenir judicial de todo el Estado".

La diputada de EH Bildu ha confiado en que la ley que salga de las Cortes sea muy ambiciosa y "acabe con la impunidad dando paso a la verdad, justicia y reparación de todas las victimas".