Sánchez retoma la senda catalana mientras Casado intenta un acuerdo con Arrimadas

El presidente se reunirá con Pere Aragonés en La Moncloa después de recibir al andaluz Juanma Moreno el próximo día 17

La manifestación contra los indultos del pasado domingo en la plaza de Colón de Madrid ha sido una mala noticia para Sánchez, a pesar del intento de su bloque mediático de evitar que impacte en el electorado del PSOE. Y peor aún ha sido el desprecio con el que el presidente Biden trató a Sánchez en la Cumbre de la OTAN de Bruselas donde el mandatario americano sólo tuvo 45 segundos de diálogo para Sánchez.

En contrapartida Sánchez consiguió la derrota de Susana Díaz a manos de Juan Espadas en las primarias del PSOE andaluz y ahora pretende que Díaz dimita de la secretaría general (la amenazan con una gestora) y del escaño que tiene en el Parlamento de Andalucía para que no quede ni rastro de ella.

A la vez, el presidente se dispone a reactivar su agenda catalana para dar los indultos y para ello prepara el encuentro que en los próximos días tendrá con el presidente catalán Pere Aragonés, una vez que previamente reciba en Moncloa al presidente andaluz Juanma Moreno a quien nunca había recibido en Madrid.

Con Aragonés, Sánchez abordará el calendario de la Mesa de Diálogo y el de los indultos, que según el ministro Miquel Iceta se pondrán en marcha antes del mes de agosto. Lo que obliga al presidente a movilizar a buen ritmo a su ministro de Justicia Juan Carlos Campo.

Y al fondo de todo ello está la anunciada crisis del gobierno de coalición que nadie sabe si será para antes, durante (para desviar la atención mediática) o después de los indultos, pero que sin duda está en marcha en el entorno del presidente donde empiezan a barajarse algunos nombres para los distintos departamentos.

Casado prepara un nuevo encuentro con Arrimadas

Por su parte, el líder de la Oposición Pablo Casado parece estar satisfecho con el resultado de la manifestación de Colón, a pesar de la metedura de pata de Isabel Ayuso -una constante pesadilla- a propósito de los indultos que deberá firmar el Rey si los concede el Gobierno.

En esta tesitura Casado necesita una secuencia de acontecimientos que le sean favorables para mantener viva la tendencia al alza que le otorgan las encuestas electorales. La última y más reciente de GAD3 le otorga al PP el 30,7 % de los votos y 136 escaños frente a un PSOE con el 25,5 % y 102 escaños, mientras Vox logra el 12,4 % y 38 diputados y Podemos el 9,2 % y 20 escaños. Cs desaparece del Congreso de los Diputados en el sondeo.

Con esta perspectiva muy similar a las de otros sondeos Inés Arrimadas ha de entender que se le acaba el tiempo para buscar un acuerdo con el PP o simplemente para dejar que Cs se vaya hundiendo. Lo que se acelerará a medida que Sánchez vaya aprobando los indultos y crezca la indignación de los españoles en favor del PP.

Sobre todo una vez que, tras las elecciones de Cataluña y Madrid, Cs se ha hundido de manera estrepitosa por culpa de sus gravísimos errores, como el de la moción de censura en Murcia de la mano de Sánchez, que amenazan con repetirse en Granada y otras ciudades donde Cs tiene pactos con el PP.

Lo que demuestra que Arrimadas no tiene tiempo para nada y por lo tanto debería de buscar cuando antes un acuerdo con el PP. Y si no lo hace, y una vez que carece de autoridad en su partido, corre el riesgo de una avalancha de transfuguismo de dirigentes y gobernantes regionales y municipales tal y como podría ocurrir con Villacís en Madrid y Marín en Andalucía.

Vienen pues jornadas muy intensas en el Gobierno y la oposición y en ellas estarán los indultos de Sánchez y las negociaciones de Cs con el PP.

RELACIONADO