El anunciado encuentro entre Sánchez y Biden se limita a una breve conversación de 45 segundos

"Ambos querían conocerse personalmente y establecer un primer contacto" dice el Gobierno, que habla de un "saludo pactado"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hablado con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante apenas 45 segundos, de tal forma que el esperado encuentro tan anunciado por Moncloa se ha limitado solo a eso, a un rápido saludo y un recorrido de ambos por el pasillo antes de entrar en la cumbre de la OTAN en Bruselas con los demás líderes. Con el que sí se ha reunido de verdad Sánchez es con el primer ministro británico, Boris Johnson, con el que ha conversado sobre la necesidad de impulsar el acuerdo entre España y el Reino Unido en lo relativo a Gibraltar. Los dos mandatarios se han reunido al poco de llegar Sánchez al cuartel general de la Alianza Atlántica, sobre las 11.20 horas, en una jornada en la cual el presidente español también se vio con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

El contacto se ha producido tras la fotografía de familia de los líderes aliados, instante en el que Sánchez se ha acercado a saludar a Biden como han podido captar las cámaras. En ese momento, todos los líderes se dirigían a la sala donde iba a tener lugar la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN.

Posteriormente, en una rueda de prensa al final de la cumbre, Sánchez ha restado importancia a la brevedad de la conversación que ha mantenido con Biden, defendiendo que era una primera toma de contacto y que han acordado "seguir en contacto".

El presidente ha explicado que han hablado de “reforzar” los lazos de colaboración militar y el interés español por actualizar el acuerdo bilateral en materia de defensa. También han abordado la situación en Latinoamérica y el reciente viaje de Sánchez a Argentina y Costa Rica, lo que ha dado pie a que el presidente del Ejecutivo español expusiera a Biden su “preocupación” por la situación migratoria y económica en la región como consecuencia de la pandemia.

Además, Sánchez ha felicitado a su homólogo estadounidense por “la agenda progresista que ha puesto en marcha” y por la “vuelta a los grandes consensos multilaterales”, especialmente en materia de cambio climático y del acuerdo de París.

Para Sánchez, este breve encuentro es una “primera toma de contacto” con un mandatario que “como líder progresista nos ha inspirado a muchos” y cuyas primera decisiones al frente de Estados Unidos “corroboran y certifican esa inspiración progresista” y “nos unen como gobiernos progresistas”. Por ello, se ha mostrado convencido de que, tras este primer encuentro, “hemos quedado en seguir colaborando, trabajando y seguir en contacto”.

Según un mensaje difundido por Moncloa tras la rueda de prensa, se ha tratado de un "encuentro" y, de hecho, nunca se ha empleado la palabra reunión ni la idea de encuentro bilateral, que tiene otras implicaciones diplomáticas, ha precisado el equipo de Sánchez. Así, el breve paseo habría servido para saludarse, conocerse y dar una imagen de sintonía que pudiera verse reflejada gráficamente, "como prueba de la excelente relación que existe entre ambos países", según han explicado las fuentes, que consideran que se completa así "una jornada muy provechosa y positiva".

Fue el propio Sánchez quien expresó  el pasado viernes que este encuentro supondría "una muy buena oportunidad para conocernos, hablar por primera vez y seguir estrechando los muy positivos lazos que tenemos entre España y Estados Unidos". Asimismo, tuvo palabras de elogio para Biden, resaltando que en unos meses se ha convertido en una "referencia mundial" principalmente porque ha permitido superar "mucha de la confrontación" que sembró su antecesor, Donald Trump.

La breve charla mantenida entre los dos presidentes este lunes ha sido su primer contacto toda vez que Biden no había llamado hasta ahora a Sánchez, como sí ha hecho a otras decenas de mandatarios internacionales tras su llegada a la Casa Blanca el pasado 20 de enero, y el presidente del Gobierno no fue de los líderes que llamaron al demócrata tras su victoria en las elecciones del pasado 3 de noviembre en Estados Unidos.

Al margen de este 'encuentro' con Biden, Sánchez sí se ha reunido en cambio con Johnson. Según ha publicado Sánchez en su cuenta de Twitter, en su conversación con Johnson han abordado la "necesidad de seguir reforzando las relaciones bilaterales, profundizando en áreas como seguridad y defensa", así como de "impulsar el acuerdo entre España y Reino Unido en lo relativo a Gibraltar".

El pasado 31 de diciembre, España y el Reino Unido llegaron, horas antes de la entrada en vigor del Brexit, a un principio de acuerdo sobre Gibraltar que garantiza la movilidad en la frontera y la libre circulación de ciudadanos, pero que debía plasmarse en un tratado entre Bruselas y Londres en los siguientes meses, algo que se está produciendo con lentitud. De hecho el pacto incluye derribar la Verja de Gibraltar y de momento ésta sigue en pie.

PP y Cs hablan de "ridículo" y "vergüenza"

La brevedad del encuentro entre Sánchez y Biden ha desatado las críticas de PP y Cs, quienes han recordado que Moncloa llevaba casi una semana sacando pecho por una reunión que ha acabado convirtiéndose en un saludo en un pasillo.

Los de Casado consideran que el hecho de que la "cumbre de alto nivel" que había anunciado Moncloa con el presidente de Estados Unido, se haya limitado a un "paseo de 20 segundos" evidencia la "irrelevancia internacional" de Sánchez. Tras asegurar que "la realidad desautoriza a la propaganda", el PP ha avanzado que pedirá explicaciones en el Parlamento por "este ridículo y bochorno que avergüenza a todos los españoles".

En declaraciones a Europa Press, el portavoz adjunto de Exteriores del Grupo Popular, Pablo Hispán, ha recalcado que "el acontecimiento planetario fue un largo paseo de 20 segundos que a Biden se le hizo eterno". "Se demuestra el ridículo de la política exterior española", ha enfatizado.

Además, ha indicado que, aunque lo ocurrido "pueda producir hilaridad" al ver las imágenes, "realmente produce profunda tristeza" porque España "es la cuarta economía del euro y tiene "numerosos intereses compartidos con Estados Unidos en América Latina" y en este momento "una profunda crisis con Marruecos". "En mitad de estas circunstancias, que el presidente del Gobierno no consiga absolutamente nada, más que acompañar durante 20 segundos al presidente de Estados Unidos, pues está entre la tristeza, la preocupación y el bochorno", ha lamentado.

Hispán ha avanzado a Europa Press que el Grupo Popular presentará preguntas en el Parlamento para que el Gobierno aclare los pormenores y cómo se ha gestionado este encuentro. "Queremos saber quiénes han sido los responsables de este ridículo y de este bochorno que nos avergüenza a todos los españoles", ha manifestado.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, se ha mostrado más irónico con este encuentro y ha colgado en su cuenta oficial de Twitter una foto en la que se ve solo al presidente del Gobierno saludando, pero sin nadie a su lado, con el mensaje 'cumbre Biden-Sánchez'.

Desde Bruselas, la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, ha señalado que este breve encuentro muestra que "hay algo que a Sánchez le dura menos que una promesa: su encuentro con Biden".

También el eurodiputado del PP Javier Zarzalejos ha criticado con dureza lo ocurrido. "No hace falta que Pedro Sánchez nos represente bien. Bastaría con que no nos avergonzara haciendo el ridículo ante Biden. 20 segundos en el pasillo. Ese era el encuentro", ha declarado a través de las redes sociales.

De la misma manera, el portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, Carlos Rojas, ha asegurado que "es penosa la levedad de peso internacional de este Gobierno de Sánchez", mientras que en senador del PP por Almería Rafael Hernando ha censurado que esa "reunión al más alto nivel" se haya limitado a "un paseíllo de 20 metros". "¡Ridículo! La próxima que la organice en el WC. Un impulso más íntimo", ha exclamado.

En la misma línea, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha lamentado el "ridículo espantoso y bochornoso" que, a su juicio, ha hecho Sánchez, en la breve charla con Biden. "Lo malo de estas imágenes es que el ridículo espantoso y bochornoso lo genera un señor que en estos momentos es el presidente del Gobierno de España. El daño que Sánchez hace cada día a la imagen de nuestro país es incalculable. Qué inmensa pena", ha escrito en un mensaje en su cuenta de Twitter.