España no pasa del empate ante Suecia en su estreno en la Eurocopa (0-0)

La Selección Española no pasó del empate sin goles ante Suecia en su estreno en la Eurocopa, en un partido en el que el combinado español volvió a acusar la falta de gol que había apuntado en citas anteriores y en la que el máximo goleador nacional, Gerard Moreno, saltó al césped a un cuarto de hora del final. España dominó el balón y en la primera parte dejó una buena imagen, pero en el segundo período acusó el desgaste físico del primer tiempo y ralentizó su juego, por lo que la posesión apenas se tradujo en ocasiones. El debate en torno a Morata, que se retiró entre pitidos, y Gerard Moreno, suplente sorprendente, centrará la polémica de la Roja en los próximos días.

La primera noticia llegó con la alineación de España. La obsesión de Luis Enrique por no dar pistas al rival con su equipo hacía que nadie se atreviera a dar un posible once. Si ya de por sí ésta es la selección que menos puede decirse de carrerilla en muchos años, las extrañas ausencias en la convocatoria y lo imprevisible en algunas decisiones del asturiano alimentaban las especulaciones.

Y el seleccionador eligió a Unai Simón en detrimento de De Gea, convirtió a Pedri, con menos de 19 años, en el jugador español más joven en debutar en una gran competición, y sorprendió con dos decisiones. La primera, aunque se temía, fue la de situar al rojiblanco Llorente como lateral derecho. La segunda fue la de dejar en el banquillo a Gerard Moreno. Porque en una selección sin referentes, la alineación del jugador del Villarreal, segundo máximo goleador liguero tras Messi e igualado con Benzema, superando entre otros a Luis Suárez, se daba por hecha. Y más cuando el otro máximo goleador español, Iago Aspas, está en Moaña viendo la Eurocopa por televisión. Como el madridista Nacho hace desde Alcalá de Henares.

En Suecia, la selección más veterana del torneo con casi 30 años de media, no hubo sorpresas. Los nórdicos se presentaban sin el lesionado Ibrahimovic y con Isak, el joven valor de la Real Sociedad y que interesa al Barça, como jugador más destacado, pero consciente de la inferioridad técnica con respecto a 'La Roja'.

En los primeros minutos se cumplió con el guión previsto. En un césped demasiado seco, España se adueñó el centro del campo y Suecia se pertrechó atrás. Las primeras sensaciones eran buenas para los de Luis Enrique, con su paciente 'tiqui taca'. Dani Olmo, con un remate de cabeza que despejó Olsen en una buena intervención, y Koke, con un disparo que salió fuera poco, protagonizaron las primeras ocasiones españolas.

El centrocampista del Atlético tuvo antes de la media hora una llegada en carrera en la que remató fuera. Era su segunda oportunidad y la tercera de una selección que dominaba la posesión pero en la que parecía acusar la ausencia de un referente en punta. Morata, muy generoso en la presión y en las ayudas, demostró antes del descanso que está reñido con el gol. El delantero cedido por el Atlético a la Juve, que escuchó cánticos de "¡Qué malo eres!" en el Metropolitano tras fallar una clara ocasión ante Portugal, pudo romper su mala racha antes del descanso. Un error en el despeje de Danielson le dejó solo ante Olsen, pero cruzó demasiado su remate.

Habría sido el justo premio para España, mejor que Suecia en la primera parte. La injusticia, sin embargo, pudo ser mayor, porque Isak, en el único acercamiento nórdico, estuvo cerca de batir a Unai Simón. Llorente, entre palos, y el poste izquierdo lo evitaron.

El segundo período comenzó a desarrollarse como toda la primera parte. El balón sólo era controlado por España. Pero la circulación era más lenta que en el primer parcial y la Roja no encontraba espacios entre la ordenada zaga sueca. Sarabia, Thiago y Gerard Moreno empezaron pronto a ejercitarse en la banda.

Con el quiero y no puedo español, la primera ocasión clara de la segunda parte cayó del lado nórdico. Y de nuevo, con Isak como protagonista. Tres regates del realista en el área de Unai Simón y un pase de la muerte desaprovechado por Berg metieron el miedo en el cuerpo al público español de La Cartuja.

Morata, que comenzaba a escuchar pitidos en cada control fallido o remate desviado, y Rodri, dejaron su puesto en el campo a Thiago y a Sarabia. Isak, la pesadilla de España, también se marchaba camino de los vestuarios al ser sustituido, aunque Suecia mantenía su esquema.

España mejora demasiado tarde

No llegaban las ocasiones y Oyarzabal y Gerard Moreno saltaron al césped a dieciséis minutos del final. La Selección necesitaba una revolución en el ataque porque la única oportunidad clara de la segunda parte había sido sueca. La española llegó en el minuto 90. Un gran centro de Sarabia y cabeceado por Gerard Moreno fue repelido con los pies por Olsen. Y ya en el descuento, un buen centro de Jordi Alba no fue aprovechado por Sarabia, quien posiblemente dudó entre controlar o rematar de primeras. España mejoraba en ataque pero ya era demasiado tarde. Si los cambios hubieran llegado antes, quizás 'la Roja' sumaría ahora tres puntos.

Menos mal que su grupo, con Polonia y Eslovaquia como el resto de rivales y en un torneo en el que en algunos grupos se clasificarán tres de los cuatro equipos, dista mucho de ser un 'grupo de la muerte'. A España le falta gol y si se cruza con una selección muy potente, las previsiones no invitan al optimismo. Pero si Luis Enrique rectifica en ataque e incluso se plantea haber errado, el empate ante Suecia puede quedar en anécdota.

ESPAÑA 0 - 0 SUECIA

ESPAÑA: Unai Simón; Llorente, Laporte, Pau Torres, Jordi Alba; Koke (Fabián, min.87), Rodri (Thiago, min.65), Pedri; Ferran Torres (Gerard Moreno, min.74), Morata (Sarabia, min.65) y Dani Olmo (Oyarzabal, min.74).

SUECIA: Olsen; Lustig (Krafth, min.75), Lindelof, Danielson, Augustinsson; Sebastian Larsson, Ekdal, Olsson (Cajuste, min.84), Forsberg (Bengtsson, min.84); Isak (Claesson, min.69) y Berg (Quaison, min.68).

ÁRBITRO: Slavko Vincic (SLO). Amonestó a Lustig (min.55), por parte de Suecia.

ESTADIO: La Cartuja de Sevilla. 12.517 espectadores.