Biden felicita al nuevo primer ministro israelí y reafirma la amistad de EEUU

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha felicitado al nuevo primer ministro israelí, Naftali Benett, y al ministro de Exteriores, Yair Lapid, por la investidura del nuevo gobierno liderado por ambos y respaldado por una coalición que ha puesto fin a doce años de gobierno de Benjamin Netanyahu.

"Espero poder trabajar con el primer ministro Benett para fortalecer todos los aspectos de la estrecha y sólida relación que tienen nuestras dos naciones", ha apuntado Biden en un comunicado oficial de la Casa Blanca.

"Israel no tiene un mejor amigo que Estados Unidos. El vínculo que une a nuestros pueblos es la prueba de nuestros valores comunes y de décadas de estrecha cooperación", ha añadido.

"Mientras sigamos fortaleciendo nuestra relación, Estados Unidos mantendrá inalterable su apoyo a la seguridad de Israel. Mi Administración está plenamente comprometida para trabajar con el nuevo gobierno israelí para mejorar la seguridad, la estabilidad y la paz para los israelíes y los palestinos y de todas las gentes de la región", ha remachado.

Benett ha agradecido las felicitaciones. "¡Gracias, señor presidente! Estoy deseando trabajar con usted para fortalecer los lazos entre nuestros dos países", ha indicado en su cuenta en Twitter.

Más tarde, la Casa Blanca ha informado de una conversación telefónica mantenida entre ambos en la que Biden ha recordado las "décadas de apoyo firme" de Estados Unidos y su "inquebrantable compromiso con la seguridad de Israel".

"Los líderes han acordado que ellos y sus equipos mantendrán consultas cercanas en todas las cuestiones relacionadas con la seguridad regional, incluida Irán", ha informado la Casa Blanca. Biden "también ha trasladado la intención de su Administración de colaborar estrechamente con el Gobierno israelí para avanzar hacia la paz, seguridad y prosperidad para israelíes y palestinos", ha añadido.

En una segunda llamada, el secretario de Estado, Antony Blinken, ha hablado con Lapid para felicitarle e invitarle a Washington. El Departamento de Estado estadounidense ha confirmado esta llamada y, en un comunicado, se ha indicado que ambos han discutido "el compromiso de Estados Unidos con la seguridad de Israel y la importancia de mantener un cese de hostilidades".

Asimismo, en el plano diplomático han hablado de "las oportunidades para profundizar y ampliar la normalización de las relaciones en el exterior y la amenaza que representa Irán y otras prioridades regionales". Blinken ha reafirmado la asociación entre ambos país y ha invitado a Lapid a Washington.

También han felicitado a Benett otros aliados históricos de Israel como Alemania o Austria. La canciller alemana, Angela Merkel ha destacado la "amistad única" entre los dos países. "Queremos profundizarla. Con este espíritu espero trabajar estrechamente con usted", ha explicado un portavoz de Merkel. La líder alemana ha desado a Benett "fuerza, cohesión y éxito en las tareas que tiene por delante".

El canciller austriaco, Sebastian Kurz, ha felicitado a Benet y a Lapid. "Estoy deseando trabajar con ustedes. Austria está comprometida con Israel como estado judío y democrático y seguirá estando junto a Israel", ha asegurado.

Por otra parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha felicitado a Benett y Lapid y ha manifestado su esperanza en el fortalecimiento de la asociación para una "prosperidad común" y para "una paz y estabilidad regionales duraderas". También han felicitado a Benett y Lapid los líderes de Canadá o Reino Unido.

También, el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha compartido en su cuenta de Twitter un mensaje a en el que indica que ha hablado con Lapid y le ha "felicitado calurosamente". "Discutimos la importancia de fortalecer la relación bilateral entre la UE e Israel y la asociación y promoción de la seguridad y la paz en la región", ha indicado Borrell así como le ha invitado a "trabajar juntos" y a "recibirle pronto en Bruselas".

Benett ha sido elegido este domingo nuevo primer ministro israelí con 60 votos a favor y 59 en contra en la Knesset o Parlamento israelí y pone fin así a doce años de gobierno de Benjamin Netanyahu.