Miles de ciudadanos en Colón contra los indultos; Rosa Díez: ‘Sánchez es un presidente peligroso’

Casado pide a Sánchez que 'no venda la soberanía nacional por un puñado de votos'; Vox dice que la 'calle es un clamor contra Sánchez'

Pedro Sánchez es un presidente mentiroso y ‘peligroso’ para la democracia, la Constitución y las libertades, afirmó ayer Rosa Díez en su discurso con el que se cerró la gran manifestación que ayer se celebró en la plaza de Colón de Madrid, que la Delegación del Gobierno (de Pedro Sánchez) quiso reducir a solo 25.000 personas cuando la verdad es que en ella participaron muchos más: 126.000 según la policía municipal.

Una concentración en la que el escritor Andrés Trapiello denunció el cúmulo de mentiras de Sánchez contra los indultos y en favor del enfrentamiento de los españoles, recordando el orador la unidad española que tiempo atrás reclamaba Antonio Machado.

Y también una gran manifestación, a la que se sumaron PP, Cs y Vox, pero de la que no salió la esperada por el Gobierno ‘nueva foto de Colón’, de las derechas, porque ningún dirigente político subió a la tribuna y los dirigentes de cada partido se ubicaron en lugares distintos de la plaza.

Rosa Díez, ex dirigente del PSOE y la desaparecido UPyD, cerró el acto convocado por la plataforma ciudadana ‘Unión 78’ (en una referencia a la Constitución de 1978), en el que se recuperó el grito de ‘¡Basta Ya!’, que inundó las calles de Ermua y de toda España tras la vil ejecución de Miguel Ángel Blanco a manos de ETA en 1997.

Los discursos de Trapiello y Diez hicieron hincapié en la ausencia de ‘utilidad pública’ de los indultos, que es el argumento que utilizará el Gobierno para ‘motivar’ las medidas de gracia, diciendo que esta gran manifestación era la verdadera prueba de donde estaba la ‘utilidad pública’.

Y ambos oradores recordaron las promesas y mentiras de Sánchez cuando afirmó que no daría los indultos y que los condenados cumplirían íntegras sus condenas, lo que ha resultado completamente falso. Asimismo hicieron crítica referencia a la utilización por Sánchez de las palabras ‘venganza y revancha’ contra la sentencia del Supremo y su merecido cumplimiento.

Desde el Gobierno, la vicepresidenta Carmen Calvo declaraba que no hay alternativa a los indultos porque ‘la opción B es enfrentar a Cataluña con España’, lo que añadido a las palabras de Sánchez sobre la ‘venganza’ de la sentencia y su cumplimiento constituye una aberración contra el Estado de Derecho y el marco democrático y constitucional, que ayer se defendió en la plaza de Colón.

Y a no perder de vista la pregunta de la presidenta madrileña al Rey Felipe VI diciendo sobre los indultos: ‘¿Qué va a hacer el Rey, los va a firmar? Lo van a hacer complice’. Lo que constituye otro disparate de la presidenta de Madrid con el que demuestra un desconocimiento absoluto del marco legal y constitucional y da alas a los portavoces del Gobierno para embarrar la manifestación.

Naturalmente a lo largo de la mañana los líderes de la oposición Casado, Arrimadas y Abascal hicieron declaraciones a los medios en contra de los indultos y de la decisión del presidente Sánchez.

Y en el final de su discurso Rosa Díaz declaró que esta manifestación de Colón no será la última porque habrá más actos e iniciativas y porque dijo que ‘esto de los indultos no lo vamos a consentir’.

Mucho habló Rosa Diaz de Sánchez, del Gobierno, de los golpistas de Cataluña y de sus nuevas amenazas pero la oradora se olvidó de hablar del PSOE y de pedir a los que fueron sus antiguos compañeros que rechacen los indultos, mientras desde la organización del PSOE se respondía a todo esto con el discurso de que los indultos facilitan ‘la concordia’ que rechaza la oposición de Arrimadas, Casado y Abascal.

La oposición

Casado ha exigido "coherencia" y "dignidad" al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, tras su rechazo en el pasado a conceder indultos por motivos "políticos" y le ha retado a "mirar a la cara" a los españoles y explicarles por qué quiere "vender" la unidad de España para mantenerse en el Palacio de la Moncloa.

Por su parte, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha citado a los periodistas en la misma plaza de Colón, junto a la estatua de Blas de Lezo, donde ha pedido unidad "por encima de siglas políticas". "Sánchez es capaz de hacer mucho daño, es importante que todos los españoles, por encima de siglas políticas, estemos juntos en esta Plaza de Colón a la que volvemos una vez más sin miedo y sin vergüenza a ningún tipo de foto", ha sentenciado.

El líder de Vox, en declaraciones a los medios durante la concentración contra los indultos, ha advertido de que el Gobierno "está dispuesto a pisotear al Tribunal Supremo y a la Constitución".

Mientras Inés Arrimadas desde un lateral la Biblioteca Nacional decía que ‘estamos hartos de que se les den premios a quienes incumplen las leyes y a quienes rompen la democracia’. Y pidió al Gobierno que los golpistas del 1-O cumplan íntegras sus condenas.

RELACIONADO