España enviará cinco militares a Libia a la misión de la ONU de observación del alto el fuego

Las Fuerzas Armadas ya están desarrollando una función similar en Colombia, donde los soldados vigilan el cese de las hostilidades

España participará con cinco militares en la misión de Naciones Unidas de observación del alto el fuego pactado en Libia el pasado mes de octubre, según han informado fuentes del Ministerio de Defensa.

La participación española en esta nueva operación fue anunciada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado 2 de junio un día antes de su viaje a Trípoli para reunirse con las nuevas autoridades del país norteafricano.

Se trata de un mecanismo de observación de Naciones Unidas por el que los observadores no irán armados. Según la propuesta que presentó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, su despliegue será por etapas y en la fase inicial harán falta unos 60.

En concreto, España tiene previsto sumarse a la misión con cinco militares y algún representante de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Las Fuerzas Armadas ya están desarrollando una función similar en Colombia, donde hay pocos militares desplazados para la vigilancia y verificación del cese del fuego y las hostilidades.

En Libia, el Gobierno de unidad con sede en Trípoli y apoyo de la comunidad internacional y el Ejecutivo rival con base en el este, y que contaba con el respaldo de las fuerzas del general Jalifa Haftar, llegaron a un acuerdo de alto el fuego el pasado agosto, con mediación de la ONU, para poner fin al conflicto que estalló en abril de 2019 y que preveía este mecanismo de observación.

Estos observadores se desplegarán en Sirte, según dijo a finales de abril el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, "una vez se hayan cumplido todos los requisitos para su presencia permanente, incluidos los aspectos de seguridad, logísticos, médicos y operativos". Mientras esto ocurre, se desplegará un equipo de avanzada en Trípoli "tan pronto como las condiciones lo permitan", precisó.

Sánchez subrayó en un artículo de opinión publicado en 'La Vanguardia' que Libia está ante un "periodo de esperanza y oportunidades" y España "apoya esta transición hacia la estabilidad", lo que demostrará con la participación en la misión de observación.