La UE pide a Reino Unido aplicar lo acordado en el Brexit con Irlanda del Norte

Von der Leyen insiste en que la UE quiere las mejores relaciones posibles con Reino Unido pero le pide cumplir los Acuerdos de Viernes Santo

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha destacado este sábado que tanto la Unión Europea (UE) como Reino Unido deben "aplicar lo acordado" en torno al Brexit y ha resaltado que "hay una unidad total" en el bloque respecto a esto.

Von der Leyen, que ha manifestado que la UE "quiere las mejores relaciones posibles con Reino Unido", ha hecho referencia a las crecientes tensiones en torno a la aplicación del protocolo relativo de Irlanda del Norte.

"El Acuerdo de Viernes Santo y la paz en la isla de Irlanda son fundamentales. Negociamos un protocolo que preserva esto, firmado y ratificado por Reino Unido y la UE", ha recordado a través de un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter antes de un encuentro con el primer ministro británico, Boris Johnson, en el marco de la cumbre del G7.

Las palabras de Von der Leyen han llegado horas después de que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, pidiera a Johnson que respete "la palabra dada" en lo relativo al Brexit, según un comunicado del Elíseo recogido por la agencia alemana de noticias DPA.

Por su parte, el 'premier' británico ha reclamado "compromiso a todas las partes" sobre los acuerdos en Irlanda del Norte y ha trasladado su "deseo de pragmatismo" y la necesidad de preservar el Acuerdo de Viernes Santo, tal y como ha resaltado Downing Street y ha informado la cadena de televisión británica BBC.

La oficina de Johnson ha señalado que Reino Unido y la UE se han mostrado de acuerdo sobre "la necesidad de continuar las discusiones sobre esto y seguir hablando para encontrar un camino hacia adelante", antes de recalcar el "deseo" de Johnson de "trabajar en el marco del protocolo existente para encontrar cambios radicales y soluciones pragmáticas".

"Este es nuestro foco inmediato. Mantenemos todas las opciones sobre la mesa. Lo que estamos buscando es una solución. Tal y como se aplica ahora, el protocolo tiene un impacto dañino sobre la población de Irlanda del Norte. Necesitamos encontrar soluciones urgentes e innovadoras", ha remachado.

El Gobierno británico aseguró el viernes que la Unión Europea debe ser "menos purista" y "más flexible" para replantear el actual marco de relaciones y sostuvo que lo que no se puede "negociar" es la integridad de Reino Unido.

"La pelota está en gran medida en el tejado de la UE", dijo el ministro de Exteriores británico, Dominic Raab, después de que la reunión convocada esta semana concluyese sin avances en relación al protocolo que Londres aceptó en su día para Irlanda del Norte, según el cual este territorio se beneficia de un acceso diferenciado al bloque por tener frontera terrestre con Irlanda.

El primer ministro no ve realista esperar avances en cuestión de días, pero lo cierto es que el 30 de junio expira el periodo de gracia por el que se sigue produciendo la entrada de productos desde la isla de Gran Bretaña a Irlanda del Norte sin cumplir los controles fijados en el acuerdo de divorcio. Pasado este día, los productos procesados quedarán vetados porque la UE no podrá certificar su seguridad, razón por la cual algunos medios británicos hablan ya de la 'guerra de las salchichas'.