La OMC, preocupada por una posible guerra comercial entre Reino Unido y la Unión Europea

La directora general cree que una guerra comercial perjudica a ambas partes en un momento que "el mundo no necesita"

La Organización Mundial del Comercio (OMC) confía en que las tensiones por Irlanda del Norte no desemboquen en una guerra comercial entre el Reino Unido y la Unión Europea, algo que sorprendería "un poco" a la directora general de ese organismo, Ngozi Okonjo-Iweala.

"Espero que no haya una guerra comercial entre el Reino Unido y la UE. Estaría un poco sorprendida si, con todas las oportunidades que hay para el diálogo, acabasen en una guerra comercial", declaró Okonjo-Iweala a un grupo de periodistas al margen de la cumbre del G7 que se celebra en Cornualles, en el suroeste de Inglaterra.

La responsable de la OMC subrayó que sería "muy costoso para todas las partes" el levantamiento de aranceles a ambos lados del canal de la Mancha.

"Es lo último que el mundo necesita ahora mismo", añadió Okonjo-Iweala, que esta tarde participará en los debates del G7 desde Ginebra por vía telemática.

Sus declaraciones coincidieron con las que el primer ministro británico, Boris Johnson, realizó en la televisión "Sky News", en las que amenazó con tomar nuevas acciones unilaterales respecto al controvertido protocolo sobre Irlanda del Norte si la UE no accede a sus peticiones para introducir cambios.

"He hablado hoy aquí con algunos de nuestros amigos que parecen no comprender que el Reino Unido es un único país, un único territorio. Tengo que meterles eso en la cabeza", afirmó el jefe de Gobierno británico.

Anteriormente, Johnson se había reunido con los líderes de Francia, Alemania y la UE, que le transmitieron la necesidad de respetar los acuerdos del Brexit y su negativa a modificar el protocolo norirlandés.