El relevo de Iglesias, frenar a Errejón, y el voto de los verdes son los objetivos de la nueva UP

Ione Belarra y Yolanda Díaz asumirán la secretaría general y la cabeza del cartel electoral de UP en las próximas elecciones

Pablo Iglesias el que fuera líder y fundador de Podemos -partido que luego se llamó ‘Unidas Podemos’- no asistirá hoy a la IV Asamblea Ciudadana de UP que se inicia en Alcorcón (Madrid) ‘para no restar protagonismo a las nuevas dirigentes del partido’, según lo ha afirmado el propio Iglesias. El que sigue desaparecido de la vida pública y política desde que renunció a todos sus cargos tras las elecciones autonómicas de Madrid.

Aunque antes de irse Iglesias designó a sus sucesoras en el nuevo liderazgo de UP, creando una modelo bicéfalo que otorga a Yolanda Díaz la cabecera del cartel electoral de UP de cara a unas futuras elecciones, y a Ione Belarra la secretaría general del partido. Y ambas dos, vicepresidenta de Trabajo y ministra de Asuntos Sociales, en el Gobierno de Pedro Sánchez.

Una Belarra que ha empezado con mal pie su liderazgo al pedir el regreso de Puigdemont (líder de JxC, partido de la extrema derecha separatista) y del resto de prófugos golpistas del 1-O a España sin que la Justicia actúe en su contra.

Lo que, dicho desde el interior del Gobierno de Sánchez, constituía un ataque frontal a la legalidad, por lo que la ministra Portavoz Montero tuvo que rectificar inmediatamente a Belarra subrayando que si Puigdemont o cualquier otro prófugo de la Justicia regresan a España serán puestos a disposición de los tribunales.

La nueva etapa de UP tiene ante sí tres difíciles misiones. En primer lugar el relevo y sustitución del fundador Pablo Iglesias al frente del partido y en la certeza de que no será fácil continuar o reformar el discurso ideológico y político de Iglesias, así como emular su constante protagonismo en los medios de comunicación.

Asimismo, esta nueva UP tiene que intentar rehacer sus ‘confluencias’ en las distintas regiones de España y remontar el declive electoral del partido que se ha detectado en las últimas elecciones regionales y que ya les anuncian todas las encuestas nacionales.

Para ello Belarra necesitará frenar el ascenso continuado de Más País de Iñigo Errejón tras sus importantes resultados en los comicios de Madrid, donde Más Madrid se convirtió en el partido más votado en la izquierda, incluso por delante del PSOE y muy por encima de UP, lo que también detectan las encuestas.

Y para ello la nueva UP, marcada por el feminismo deberá abrirse al ámbito ecologista donde Errejón está presentando una alternativa ‘transversal y verde’ con la que espera dar un salto cualitativo en las elecciones.

Asimismo, falta por ver cómo se articula la nueva dirección de UP en la que participan Belarra y Díaz, y a la que también se suma Irene Montero, la compañera de Iglesias, en menoscabo de Pablo Echenique al que ellas han querido marginar para restarle protagonismo y ya veremos si cesarlo como portavoz de UP en el Congreso de los Diputados.

Críticas a la organización

El cabeza de lista de la candidatura crítica, Fernando Barredo, ha denunciado la falta de "democracia interna" y la "cacicada" que, a su juicio, ha supuesto el proceso para relevar a Pablo Iglesias en la Secretaría General.

En la presentación de su candidatura "Nuevo Impulso", Barredo ha apostado por "resetear el partido" que, avisa, "no está para triunfalismos" y ha culminado el proceso de primarias "más opaco de Europa".

"Qué lejos estamos de la alegría de Vistalegre, cuando Podemos llenaba calles y plazas", ha lamentado Barredo, contestado con pitos, abucheos y gritos de "mentiroso" y "sinvergüenza" por parte de algunos de los militantes.

Tras criticar el ataque a la libertad de expresión que, a su juicio, suponían esos abucheos, ha arremetido contra la candidata oficialista y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, a la que ha acusado de ser "juez y parte" en el proceso de primarias.

"Este Consejo Ciudadano no nos representa", ha denunciado el candidato de "Nuevo Impulso", que ha culpado a este órgano de ejercer una "inquisición interna", una "purga de los críticos" y un férreo "control de las bases".

Otro de los aspirantes a la Secretaría General de Podemos, que compite con Belarra, es el concejal del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), Esteban Tettamanti, con la lista "Por un Podemos Horizontal", que ha criticado la organización de una asamblea 'exprés' que no ha permitido una competencia en igualdad  de todas las candidaturas.

En la defensa de su candidatura, Tettamanti ha reprochado a Belarra que no estuviera en ese momento en la asamblea escuchando a sus competidores y compañeros, lo que le ha llevado a cuestionar si con esa actitud podrá ganarse la confianza para pilotar el Ministerio de Derechos Sociales o el partido.

Tettamanti ha tenido unas palabras de reconocimiento para Pablo Iglesias por todo lo que ha conseguido en Podemos y en el Gobierno, lo que ha despertado el aplauso de los asistentes, a quienes ha pedido el apoyo para conseguir una "democracia real" dentro de Podemos, y revitalizar los círculos y la participación interna para empoderar a las bases.

Cómo será la Asamblea

En la jornada de hoy, la Asamblea de Podemos tiene en su agenda la presentación de las tres candidaturas, una docena de ponencias e intervenciones de representantes de la sociedad civil.

No está prevista ni la asistencia ni la participación de Pablo Iglesias, desaparecido de la escena pública desde hace un mes.

El domingo al mediodía se anunciarán los resultados de las primarias y se pondrá fin a la IV Asamblea de Podemos, celebrada en el auditorio Paco de Lucía de la localidad madrileña de Alcorcón, y no en la plaza de Vistalegre, escenario de anteriores citas históricas de la formación morada.

RELACIONADO