Cambian la orden de detención contra Gimeno por dos delitos de homicidio y uno de violencia de género

La autopsia de la niña ha revelado que murió como consecuencia de un edema pulmonar

La orden internacional para la detención de Tomás Gimeno por un delito de sustracción de menores ha sido sustituida por otra referente a la presunta comisión de dos delitos agravados de homicidio y uno contra la integridad moral en el ámbito de la violencia de género.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha comunicado hoy que la autoridad judicial ha dejado sin vigencia la primera orden internacional dictada, después de que el pasado jueves fuese hallado el cuerpo sin vida de Olivia, de 6 años, quien había desaparecido junto a su padre y su hermana Anna, de 1 año, el pasado 27 de abril.

Igualmente la juez instructora del caso ha declarado la pérdida de competencia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar en favor del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Santa Cruz de Tenerife, donde tiene su domicilio la madre de las niñas.

La jueza sostiene que Tomás Gimeno, presuntamente habría dado muerte a las niñas en su finca de Igueste de Candelaria en un plan preconcebido que tenía como fin provocar a su expareja el mayor dolor que pudiera imaginar.

Olivia murió por un edema pulmonar

La autopsia ha revelado que la pequeña Olivia Gimeno falleció a causa de un edema agudo de pulmón y a la espera del resultado de los análisis toxicológicos, biológicos e histopatológicos.

El TSJC ha informado del resultado de la autopsia realizada al cadáver de la pequeña de 6 años, a la que se buscaba desde el 27 de abril, día en que desapareció junto a su padre, Tomás Gimeno, y su hermana Anna.

La autopsia concluyó a las 15:00 horas del viernes, ha precisado el TSJC, que también puntualiza que otras conclusiones respecto a las pruebas practicadas quedan a la espera de los resultados del resto de análisis.