Podemos explora en 'Vistalegre IV' un modelo bicéfalo y femenino para sustituir el 'hiperliderazgo' de Pablo Iglesias

Belarra parte como favorita con amplio apoyo de los cargos del partido y apostará por un liderazgo más compartido

Podemos celebra este fin de semana el cierre de su cuarta Asamblea Ciudadana estatal que deja atrás los siete años marcados por el fuerte liderazgo del exsecretario general Pablo Iglesias, retirado de la política tras las elecciones madrileñas del 4 de mayo.

Y para esta nueva etapa la formación transitará en un terreno inédito hasta ahora, explorar una bicefalia entre el mando del partido y en el Gobierno, que recae ahora en la vicepresidenta tercera Yolanda Diaz y a la que también se propone como futura cabeza del cartel electoral de Unidas Podemos. De esta forma, la aspiración es evolucionar hacia liderazgos más colectivos, tras el protagonismo que acaparaba Iglesias en ambos ámbitos.

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, parte a priori como principal aspirante a suceder al secretario general saliente y ya ha subrayado que el reto primordial ahora es conformar un Podemos más coral. Su apuesta también es feminizar la dirección del partido y, por ello, los seis primeros puestos de su candidatura lo copan seis mujeres, con la titular de Igualdad, Irene Montero, como 'número dos'.

En contraposición a sus dos rivales en este proceso asambleario, el edil Esteban Tettamanti y el militante crítico Fernando Barredo, Belarra cuenta con el respaldo del 'núcleo duro' del partido como Noelia Vera, Isa Serra, Iodia Villanueva, Pablo Echenique, Rafa Mayoral, Jaume Asens, Juanma del Olmo o Nacho Álvarez, además de contar con once coordinadores autonómicos en su candidatura. De esta forma, su proyecto combina continuidad con nuevas incorporaciones como el caso de la diputada en la Asamblea Alejandra Jacinto, la actriz María Botto o el exatleta Roberto Sotomayor.

El momento para afrontar la era 'postIglesias'

En Podemos consideran que es el momento idóneo para afrontar la marcha de su principal activo político al gozar ahora de cohesión interna (dejando atrás disputas orgánicas del pasado) y la estabilidad que otorga su presencia en el Gobierno, así como la representación institucional que tienen a nivel estatal y autonómica. Factores unidos a la ruptura con un ciclo de caída electoral que constatan en los últimos comicios catalanes y madrileños.

De hecho, el documento político de Belarra destaca que el partido debe dejar atrás la fase encabezada por Iglesias, al que ensalza por ser capaz de comprender que "tocaba dejar paso a nuevos liderazgos" con una decisión que abrió una "oportunidad para el futuro".

De esta forma, la candidatura de Belarra aspira a "crecer" en votos y simpatizantes, consolidar el arraigo territorial del partido y robustecer las alianzas en el espacio de coalición, que ya cuenta con la nueva formación ecologista Alianza Verde, liderada por el diputado Juantxo López de Uralde. En el plano electoral, el plan es dar músculo para que Yolanda Díaz sea la próxima candidata a la Presidencia del Gobierno.

Con todo ello pretende a fortalecer esa posición central en el espectro progresista más allá del PSOE, en el que también compiten otras marcas tras escisiones en Podemos, como es el caso de Más País, liderado por Íñigo Errejón, y opciones regionalistas como la intención de la líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, que también aspira a concurrir a las elecciones generales por esa circunscripción.

Rivales sin apoyo de la cúpula

Los rivales de la ministra carecen de apoyos de la cúpula de la formación. En el caso de Esteban Tettamanti, concejal en el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial, su candidatura 'Podemos Horizontal' apuesta por aplicar la limitación de ostentar un solo cargo entre los miembros de Podemos, ya sea interno e institucional, y defiende que los representantes del partido en el Ejecutivo no deberían formar parte de la dirección.

También quiere aumentar la transparencia a la hora de publicar los gastos e ingresos del partido, así como recuperar la obligación de que las retribuciones que perciben los representantes públicos del partido sean equivalentes a tres veces el salario mínimo interprofesional.

A su vez, Barredo ya se midió a Iglesias en Vistalegre III y lidera la candidatura 'Nuevo Impulso' que, como explica, pretende recuperar "el proyecto original" de Podemos, en el que "la participación, la horizontalidad y la transparencia se prediquen con el ejemplo".

También proclama que "toca regenerar" Podemos "desde el reconocimiento de los aciertos pero relevando a quienes vulneran los derechos fundamentales de los disidentes o críticos".

Cambio de Vistalegre a Alcorcón

El censo electoral está conformado por casi 139.000 inscritos, registrados antes del 27 de mayo y que han verificado su identidad, y tienen de plazo hasta el sábado para votar a los tres candidatos que aspiran a liderar Podemos, así como a los integrantes del Consejo Estatal Ciudadano (máximo órgano de dirección entre procesos asamblearios) y del Comité de Garantías.

El encuentro con sus bases, en el que se proclamarán el resultado de las votaciones, tendrá lugar en el Auditorio Paco de Lucía de la localidad madrileña de Alcorcón. Con ello, Podemos rompe con otro icono que ha marcado a Podemos desde sus primeros pasos al no escoger el Palacio de Vistalegre, en el que tuvieron lugar las dos primeras citas asamblearias (la tercera se hizo de forma telemática a causa de la pandemia del Covid-19).

Además de las intervenciones de los tres aspirantes a dirigir Podemos, el sábado tendrán lugar distintas ponencias políticas para marcar la nueva senda del partido, basadas en diez campos concretos. De esta forma, se debatirá sobre feminismo, cambio social, alianzas estratégicas, municipalismo, salud mental, las medidas de apoyo a la juventudm pluriculturalidad y republicanismo o estrategias para "combatir el avance de la extrema derecha", entre otros campos.

Ausencia de Iglesias

También habrá intervenciones y mensajes de representantes de formaciones aliadas pero no acudirá Iglesias, que no quiere quitar protagonismo a los nuevos liderazgos que surjan en este espacio.

La vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, no podrá tampoco asistir presencialmente dado que el fin de semana tiene que viajar a Luxemburgo para asistir al Consejo de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (EPSCO), pero se espera que se emita un mensaje de apoyo al partido.

Sí acudirán una delegación de IU encabezada por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, y representantes de En Comú Podem como la líder en el Parlament catalán, Jéssica Albiach, que además forma parte de la candidatura de Belarra.

RELACIONADO