La UE apoyará a EEUU para impulsar una nueva investigación sobre el origen de la pandemia

Las dos partes pedirán un estudio "transparente, basado en pruebas, dirigido por expertos de la OMS y libre de interferencias"

La Unión Europea va a respaldar la iniciativa de EEUU de iniciar una nueva investigación sobre los orígenes del COVID-19 después de las dudas sobre su origen. Según Bloomberg, las dos partes han redactado ya el borrador de la declaración conjunta de de cara a la cumbre que celebrarán el 15 de junio en la que piden un estudio "transparente, basado en pruebas, dirigido por expertos convocados por la OMS y libre de interferencias". 

Y es que EEUU, que no se cree la versión oficial de China, primero con Donald Trump en la presidencia y ahora con Joe Biden, quiere contar con el apoyo de la UE de cara a un estudio sin fisuras. Le pide también en este sentido un compromiso "para trabajar juntos de cara a posibles brotes futuros".

El texto ha sido ya analizado por los representantes permanentes de los 27 socios de la UE en Bruselas, pero aún puede sufrir modificaciones antes de la cumbre. En lo que sí coinciden tanto unos como otros es en los recelos que les genera el primer estudio que hizo la OMS en China.

Este pasado lunes, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, subrayó que Estados Unidos seguirá "presionando" a China para que sea "transparente" sobre el origen del COVID-19.

En una rueda de prensa, Psaki ha aseveró que Washington no se dará "por vencido tan fácilmente" en su petición de una investigación sobre el origen del nuevo coronavirus y ha incidido en que, "en coordinación con la comunidad internacional", actuará para que el país asiático "comparta datos e información".

En este aspecto, ya indicó que Estados Unidos continuaría con su "compromiso" en "los niveles más altos" para una investigación, "a través de conversaciones diplomáticas y seguridad nacional", así como trabajará con la OMS y los socios internacionales para ejercer esa "presión" y asegurar así que Pekín publique "los datos subyacentes y partícipe en la segunda etapa de la investigación".

A finales de mayo, Joe Biden sorpendió a todos pidiendo a los servicios de Inteligencia de EEUU que "redoblen sus esfuerzos" para averiguar el origen de la pandemia del coronavirus, después de que la teoría de que surgió en un laboratorio de Wuhan ganase enteros.

"Ahora he pedido a la comunidad de Inteligencia que redoble sus esfuerzos para recopilar y analizar información que pueda acercarnos a una conclusión definitiva, y que me informe en 90 días", declaró Biden en un comunicado sobre el origen del coronavirus emitido por la Casa Blanca.

El mandatario explicó que la Inteligencia estadounidense valora ahora "dos escenarios probables": si surgió del contacto humano con un animal infectado o de un accidente de laboratorio.

La nueva investión que demanda EEUU y que ahora apoyará la UE corre el riesgo sin embargo de acrecentar las tensiones con China, que ha rechazado que el virus escapase de un laboratorio y los esfuerzos internacionales para investigar más a fondo el virus.