El plan oculto de ERC y la nueva hoja de ruta: forzar los indultos y reactivar la vía unilateral

Un informe de la Guardia Civil incorporado al 'caso Voloh' deja claro que el objetivo es la autodeterminación, con o sin pacto

El Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona ha incorporado a la causa abierta por el 'caso Voloh', sobre los presuntos desvíos de fondos al independentismo, un informe de la Guardia Civil que deja claras las verdaderas intenciones de ERC, en base a la información encontrada en el teléfono móvil del excargo del partido Xavier Vendrell tras su detención en octubre pasado. En un documento, los agentes encontraron una nueva 'hoja de ruta' del independentismo tras el fracaso del 1-O que incluye una mesa de negociación con el Gobierno de Pedro Sánchez para conseguir el indulto de los presos catalanes y contempla una ruptura unilateral con España en forma de otra declaración unilateral de independencia (DUI). Todo ello pone en duda la carta sobre la supuesta renuncia a la unilateralidad de de la que hacía gala el líder de ERC, Oriol Junqueras.

Según informan 'El Confidencial' y 'El Mundo', el documento precisa el camino a seguir por el independentismo en tres fases. La primera se titula 'Prepararnos' e incide en la urgencia de volver a reactivar a las asociaciones, plataformas y partidos soberanistas tras el fracaso del 1-O, con la condena de sus líderes y la huída de otros como Carlos Puigdemont.  Esa fase se habría ya cometido.

La segunda fase de la estrategia se llama 'Votar' y plantea la necesidad de que el independentismo logre un apoyo superior al 50% en unas elecciones autonómicas, cifra a la que se llegó el 14-F (51,3%), pese a la victoria del PSOE, por lo que el objetivo también se habría logrado.

La tercera fase se llama 'Ganar' y habla de la mesa de negociación con Sánchez, que se producirá en breve, con el único objetivo de conseguir los indultos y acordar la celebración de un referéndum pactado.

Sin embargo, en el peor de los casos, el documento también contempla dos escenarios: uno en el que la comunidad internacional interviene y hay un referéndum "pactado o impuesto" y una alternativa con un referéndum unilateral, sin descartar otra Declaración Unilateral de Independencia antes de proclamar la República catalana.