Belarra pide que Puigdemont y los otros huidos puedan volver a España y Montero le replica que para ser juzgados

La ministra defiende que los indultos son necesarios para que "el diálogo fructifique" y apuesta por terminar con la "judicialización"

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha defendido que los indultos son necesarios para que "el diálogo fructifique" y ha apostado por terminar con la "judicialización", lo que incluye que "puedan volver" a España los que huyeron, entre ellos Carles Puigdemont. Unas declaraciones de las que se ha desmarcado la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, quien ha subrayado que "el interés del Gobierno es que Puigdemont pueda ser traído a España y pueda ser juzgado, como ha dicho siempre".

"Yo creo que esa salida de España tiene que ver también con el propio proceso de judicialización, es una derivada, y acabar con este proceso tiene que ver también con que ellos puedan regresar, claro", ha afirmado la ministra y candidata a secretaria general de Podemos, en una entrevista en Rac1.

Ha señalado, en este sentido, que se debe "normalizar la situación" y "no es normal que no estén en España" aquellos que huyeron, entre ellos el expresidente catalán y eurodiputado Carles Puigdemont.

Teniendo esta posición, ha señalado que sería "una incongruencia descomunal" que defendiera la detención de Puigdemont si traspasara la frontera.

En cuanto a los indultos, ha afirmado que el Gobierno está trabajando en ello y ha sostenido que sería "una buena medida" para que el "diálogo fructifique", pues entiende que el diálogo estaría "minado desde el minuto uno" si líderes de los partidos con los que quiere negociar el Ejecutivo central siguen en la prisión.

Belarra ha indicado que los socios del Gobierno siguen trabajando en una propuesta de reforma del delito de sedición para llevarla al Congreso "cuanto antes", aunque no ha querido "atarse las manos con los plazos".

"Pero estamos trabajando intensamente para poder tener una reforma del Código Penal que se adecue a la legislación del siglo XXI", ha aseverado la candidata a secretaria general en la Asamblea Ciudadana de Podemos de este fin de semana, conocida como Vistalegre IV.

Sin embargo, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, se ha desmarcado de Belarra al afirmar que "el interés del Gobierno es que Puigdemont pueda ser traído a España y pueda ser juzgado, como ha dicho siempre". A pregunta de los periodistas, Montero ha señalado que el interés del Gobierno es que Puigdemont "responda ante la justicia frente a aquellos acontecimientos desgraciados que vivimos hace unos años en los que nunca respondió ante los tribunales".

En cuanto a la reforma del Código Penal por los delitos de sedición, la portavoz del Gobierno ha manifestado que el Ministerio de Justicia "ya ha contestado en varias ocasiones que está trabajando en esa reforma, no solo en la parte que tiene que ver con la homologación a nivel europeo de los delitos de rebelión y sedición".

En este sentido, ha añadido que "ya sabe que el ordenamiento jurídico español data del siglo pasado y que está absolutamente fuera del contexto de lo que son las democracias desarrolladas en el marco de los países vecinos". Por ello, ha aseverado que la idea del Gobierno es "homologar ese delito al resto de los que existen actualmente en los códigos penales".

Montero ha asegurado que "ese trabajo es concienzudo", así como que "también va a ir acompañado de otra reforma muy importante para este Gobierno como es la del 'Sí es sí', donde tenemos que seguir trasladando que la prioridad es la lucha contra la violencia de género".

También se ha desmarcado de Belarra, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, quien ha asegurado que "no se puede comparar" a aquellos que asumieron las "consecuencias de sus actos" y han cumplido "buena parte" de su condena con Puigdemont, "un fugado de la Justicia en España". "Creo que hace tiempo tenía que haber vuelto a España para comparecer ante la Justicia y atender los reclamos que hay sobre él", ha apuntado  para incidir en que no es el momento para "mezclar unas figuras y otras" con las de los indultos.

Calvo reta a hacerse la 'foto de Colón'

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado este jueves que los expedientes sobre las peticiones de indulto para los condenados por el procés "no tardarán mucho en llegar" al Consejo de Ministros, aunque no ha precisado cuándo. Además, ha defendido la apuesta del Ejecutivo por el diálogo, y ha criticado la actitud de la derecha, basada en la "nada" y "cobarde". Por ello, ha retado a PP, Vox y Ciudadanos a que se hagan esa "foto" que pretenden evitar reeditar durante la movilización contra los indultos de la Plaza de Colón del domingo a la que asistirán.

En una entrevista en TVE, la 'número dos' del Gobierno ha explicado que el Ministerio de Justicia está "terminando" los expedientes sobre los indultos. "En cuanto estén terminados, que no tardarán mucho, irán al Consejo de Ministros", ha asegurado.

A este respecto, ha defendido que el Gobierno no va a eludir abordar esta "decisión política", y que además es totalmente legal, en contra de las "mentiras" que, según ha denunciado, está lanzando la derecha.

"Se tramitan como todo. El instrumento jurídico del indulto existe en todas las democracias. ¿Por qué tienen las democracias el indulto? Porque forma parte del juego de pesos y contrapesos de los tres poderes. Ninguna democracia se ha desprovisto del indulto. Eso es lo que tiene que saber esta derecha que está enredando", ha criticado.

Según Calvo, no es verdad que el Gobierno esté "caducado", ni que los indultos sean ilegales, que no se puedan dar cuando el tribunal sentenciador se opone,que requieran arrepentimiento o que supongan un reproche a la justicia. "Eso son mentiras cobardes", ha zanjado.

En esta misma línea, ha asegurado que el PP, Vox y Ciudadanos no deberían evitar fotografiarse juntos el domingo en Colón, si no quieren ser "cobardes". "Llevan dos o tres días diciendo que ven, pero que no se van a poner en la foto, que la foto sea de los monumentos, que van pero van, que otros no van porque tienen cosas que hacer", ha ironizado. "Hay que ser más valiente, si esa es tu opción, que es volver a mandar mensajes de que la derecha está radicalizada y unida contra Cataluña. Esto no le arregla nada a España", ha avisado.

No obstante, ha insistido en el Gobierno entiende "a mucha gente que le cuesta trabajo entender" esa posible concesión de los indultos. "Lo entendemos en la buena fe que mucha gente puede tener de cómo pasó esto. Pero luego hay una parte en la que la oposición no tiene propuesta ninguna para Cataluña", ha apostillado. Es más, ha asegurado que no es que la derecha se enfrente la independentismo, sino que "se enfrenta a Cataluña entera" y también "procura que Cataluña se enfrente a España".

Por el contrario, ha valorado la reflexión que ha hecho el líder de ERC, Oriol Junqueras, en su carta del pasado lunes, en la que cuestionaba la vía unilateral y daba su visto bueno a los indultos; un mensaje que se corresponde, según Calvo, con lo que dijeron las urnas en Cataluña el pasado 14 de febrero, cuando el PSC ganó las elecciones y ERC quedó segundo, por delante de Junts.

"¿Qué mensaje han mandado? Si Junqueras dice eso, y Aragonés es quien se ha hecho con la presidencia, es que tenemos que estar en otro lugar de la política", ha defendido, justificando esa apuesta del Gobierno por el diálogo, que "finalmente" se ha abierto paso.

Por otra parte, preguntada sobre la posibilidad de que el presidente Pedro Sánchez haga una remodelación del Gobierno antes del verano, Calvo ha explicado que él está "concentrado en otras cosas", y se ha remitido a sus declaraciones de este miércoles. "Quien forma gobierno es él. Tomará su decisión cuando considere oportuno, pero sé que estamos en unas cuantas cosas importantes e inminentes", ha añadido.