Sánchez emprende una minigira por América Latina con un viaje exprés a Argentina y Costa Rica

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, inició el martes una gira por Buenos Aires y San José de Costa Rica en la que pretende situar a España a la cabeza de los países que apoyan a Argentina ante su difícil situación económica y a Centroamérica ante el reto del problema migratorio. Se trata de la primera gira latinoamericana de Sánchez en la presente legislatura, que se ha retrasado debido a la pandemia de coronavirus.

El COVID-19 ha afectado y sigue afectando a América Latina y, en particular, a países como Argentina, que mantiene severas restricciones ante las altas cifras de contagiados y de víctimas mortales.

Buenos Aires fue la primera parada de Sánchez, quien este miércoles fue recibido por el presidente argentino, Alberto Fernández, en la Casa Rosada. Ambos clausurarán un foro empresarial bilateral y presidirán la firma de varios acuerdos, entre ellos una actualización de la asociación estratégica entre los dos países.

Sánchez, en su primera visita oficial a Argentina (estuvo como presidente del Gobierno en 2018 en una cumbre del G-20), pretende trasladar a Fernández el respaldo de España ante la difícil situación de Argentina no solo por la pandemia, sino por el problema de su deuda.

El país no pudo saldar la pasada semana la deuda de 2.400 millones de dólares con el Club de París, pero se acogió al período de gracia de 60 días para seguir negociando con el foro de países acreedores. Además, continúa dialogando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) con vistas a un acuerdo de refinanciación de deudas por unos 45.000 millones de dólares.

Sánchez ya expresó su apoyo a Fernández en la visita que este realizó a España el pasado mes de mayo dentro de su gira europea para recabar respaldos a la renegociación de la deuda, y en su reunión en Buenos Aires con el presidente argentino insistirá, según fuentes del Gobierno, en que se logre cuanto antes un acuerdo con el FMI. Pretende evidenciar asimismo el apoyo al futuro de Argentina ratificando el compromiso de las empresas españolas con el país.

La agenda de Sánchez, quien estará acompañado por la ministra de Industria, Reyes Maroto, y permanecerá menos de 24 horas en Buenos Aires, incluye una reunión con representantes de la colectividad española en Argentina.

Además, rendirá un homenaje en la embajada a los desaparecidos españoles en la dictadura argentina y visitará la antigua Escuela de Mecánica de la Armada de Buenos Aires (ESMA), uno de los mayores centros de detención clandestina del país y que es en la actualidad un espacio para la memoria y la defensa de los derechos humanos.

La segunda etapa de la gira latinoamericana de Sánchez será en San José, donde protagonizará una doble agenda, bilateral y centroamericana. El jueves 10 se ha organizado una cumbre entre España y el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), que celebra su 30 aniversario. A ella está confirmada la asistencia de los presidentes de Costa Rica, Guatemala, República Dominicana, Honduras, Panamá y Belice, aunque no hay constancia de que vayan a participar los de los otros dos países que conforman el SICA, Nicaragua y El Salvador.

La recuperación económica sostenible, la necesidad de impulsar la innovación y la cooperación de España con el SICA serán asuntos que se abordarán en esta cumbre y en la que Sánchez defenderá que los países centroamericanos sigan avanzando en la integración regional.

Pero en los márgenes de esta cita, España ha impulsado otra reunión para abordar uno de los principales problemas de Centroamérica, los movimientos migratorios y los desplazamientos forzados.

Participarán en este encuentro (presencial o virtualmente), además de Sánchez y los presidentes centroamericanos, los de Argentina, Colombia y Uruguay junto a representantes de Estados Unidos (la subsecretaria de Estado Victoria Nuland), la Unión Europea, Japón, Canadá, Alemania, Irlanda, Suecia y diversas organizaciones internacionales.

El objetivo es reunir a todos los que desean prestar su apoyo a la región para ayudar a resolver el problema migratorio, y se espera que se anuncien diversas contribuciones tanto financieras como de carácter técnico.

En el capítulo bilateral con Costa Rica, Sánchez mantendrá una reunión con el presidente del país, Carlos Alvarado, y ambos presidirán la firma de varios acuerdos y acudirán a un foro empresarial.

Las compañías españolas analizarán las oportunidades que les ofrece el país en diversos sectores y, principalmente, en el ámbito de las infraestructuras.

De la misma forma, el presidente del Gobierno mantendrá un encuentro con representantes de la colectividad española, se reunirá con un grupo de mujeres políticas y emprendedoras de Costa Rica, visitará el Instituto Meteorológico Nacional (financiado con cooperación de España) y se trasladará al municipio de San Antonio de Belén, una localidad puntera en materia de sostenibilidad y digitalización.

Tanto en Argentina como en Costa Rica, Sánchez reiterará el compromiso de ayuda frente a la pandemia de coronavirus después de haber anunciado que hasta finales de 2021 España donará mediante el mecanismo COVAX un total de 22,5 millones de vacunas que se destinarán, previsiblemente en su mayor parte, a América Latina.