Caos en la Selección: el pánico a un brote obliga a Luis Enrique a convocar a otros once jugadores

El seleccionador llama a la mitad del equipo sub-21 tras los positivos de Busquets y Llorente, que podrían no ser los únicos

El caos se va apoderando de la Selección española a medida que pasan las horas y se acerca el debut del combinado nacional el próximo lunes ante Suecia en La Cartuja de Sevilla. El nuevo positivo de Diego Llorente, que se suma al de Sergio Busquets, ha obligado a Luis Enrique a convocar a once de los jugadores de la Sub-21 que este martes jugaron el amistoso ante Lituania (4-0) para que se queden en Madrid y formen parte de una 'burbuja' paralela de cara a cubrir posibles ausencias. En una situación prácticamente idéntica está la selección sueca, que anunció este martes dos casos positivos en su equipo y guarda también cuarentena.

En vista a estos problemas, la UEFA recoge en su reglamento para la competición que se podrá sustituir a un jugador por lesión o por contagio por COVID-19 hasta 48 horas antes del primer partido. Luis Enrique tiene así hasta el sábado para decidir qué jugadores sustituyen a los contagiados (a no ser que decida esperarles si próximamente dan negativo). Eso sí, lo que ya no puede hacer es ampliar la lista a 26 que permitía el organismo, porque Luis Enrique solo decidió convocar incomprensiblemente a 24.

Según informó este miércoles el combinado nacional, los elegidos para la 'burbuja' paralela son el portero Álvaro Fernández y los jugadores de campo Óscar Mingueza, Marc Cucurella, Bryan Gil, Juan Miranda, Gonzalo Villar, Alejandro Pozo, Brahim Díaz, Martín Zubimendi, Javi Puado y Yeremi Pino, este último, el único que no participó en la victoria por 4-0 ante Lituania en Butarque.

Todos ellos entrenarán ya este miércoles a las órdenes de Luis Enrique y se unirán a Rodrigo Moreno, Pablo Fornals, Carlos Soler, Brais Méndez, Raúl Albiol y Kepa Arrizabalaga en el grupo de jugadores "para completar los entrenamientos durante los próximos días dentro de una 'burbuja' paralela, creada en previsión de las posibles consecuencias que pudiera acarrear los positivos de Sergio Busquets y Diego Llorente", señaló el combinado nacional.

"Los 17 jugadores permanecerán fuera de la 'burbuja' de la Ciudad del Fútbol y acudirán diariamente a Las Rozas junto a sus compañeros tras haber pasado los test diarios pertinentes antes de su llegada y durante su estancia", añadió.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ya ha avisado de que pueden llegar "más positivos" por coronavirus en las próximas horas, es "probable que ocurra" y destacó el esfuerzo y el "magnífico partido" de los jugadores de la Sub-21, que representaron a la Absoluta este martes.

"Estamos con un positivo, pueden venir más, es probable, pero estos jugadores y esta camiseta se merecen el respeto, y también el escudo de la camiseta. Este equipo representa a todo un país como una misión internacional, van obligados, pero contentos, por ley. Un jugador no puede decir que no a la Selección", recordó al referirse al tema de las posibles vacunaciones.

De momento no hay más infectados en la Selección, ya que todos los integrantes de su delegación, jugadores y cuerpo técnic, dieron negativo en los test de coronavirus realizados este miércoles, en una jornada de nuevo de entrenamientos escalonados y trabajo individualizado.

Precisamente, el Ministerio de Sanidad ha decidido vacunar a los jugadores, al cuerpo técnico y personal de la Selección española de fútbol antes de la Eurocopa y así se lo trasladó este miércoles al Consejo Interterritorial. Sanidad da este paso después de que la comisión de Salud Pública decidiera no tomar una decisión al respecto en su reunión de este martes. El equipo será vacunado por el Ejército, por lo que no supondrá un extra para las comunidades.