Ricky Rubio: "No puedo dar un sí a los Juegos porque no sé cómo será todo"

El internacional español insiste en que sería un "honor" jugar de nuevo con España tras una temporada que le ha dejado "muy quemado"

El jugador de los Minnesota Timberwolves e internacional español Ricky Rubio ha comentado que en estos momentos no puede decir sí a ir a los Juegos Olímpicos al desconocer todavía el protocolo y las condiciones que tendrían en Tokio, si bien ha reiterado que sería un "honor" jugar de nuevo con España tras una temporada que le ha dejado "muy quemado".

"Acabé la temporada muy quemado, con incertidumbre de saber si se iban a hacer los Juegos o no, con qué reglas. Si hay un positivo en el equipo o alrededor si tendremos que estar parados o no, si estamos vacunados o no, quiero saber todas las cartas que estarán sobre la mesa y poder decidir. Por eso no puedo dar un sí con los ojos cerrados porque no sé cómo va a ser todo", reconoció a los medios.

Rubio, a través de su fundación, colabora con el libro 'Speak Basketball' con Vaughan para aprender inglés a través del baloncesto. Por ello asegura que su voluntad sería un 'I'm ready' ('estoy listo') para jugar los Juegos Olímpicos, pero siempre tras conocer bien cuál sería la situación.

"Sería con la selección siempre ha sido un honor y siempre he estado con ella cuando he podido. Pero mentalmente ha sido una temporada muy dura y quiero tomarme mi tiempo para decidir y estar bien. También para saber el protocolo y, dado que el verano lo utilizo para estar en mi mejor momento de forma, saber si podrá venir mi entrenador personal o no durante la concentración. Hay muchas cosas que aún no se saben", reiteró.

Quien sí estaría en esos Juegos es Pau Gasol, que va a más en el Barça y está físicamente preparado para esa cita. "Pau es un ejemplo para todos. Después de estar casi dos años parado, volver y rendir a este nivel, en la ACB y con ganas, pues es de admirar y más con el nivel de entrenamientos que tiene. Hemos aprendido mucho de él y todavía nos da lecciones unos 20 años después de debutar", apremió.

Por la pandemia, por el cambio de equipo, Rubio asegura que ha sido una temporada "muy rara". "Los deportistas no somos robots y tenemos nuestros sentimientos. Hay cosas como estar encerrado en un hotel tras una derrota y no poder ir ni a cenar fuera para desconectar un poco. Son cosas que te van cargando, y ha provocado irregularidad en el juego", reconoció.

"Ha sido una temporada muy dura, a nivel de equipo y también a nivel mundial. Encontrar la estabilidad me va a ayudar, primero hay que desconectar y cargar pilas porque tenemos mucho en la cabeza", comentó el de El Masnou, que el año que viene termina contrato en los Timberwolves y volverá a tener abierto su futuro.

"Este año es el primero que no he sido titular indiscutible, ha sido diferente y quiero ver cómo evoluciona. Es año clave para mi futuro y para sentirme bien. El parón de la pandemia, esa rotura de la rutina, me costó y físicamente igual no estaba en mi mejor momento y quiero volver a él", explicó.

Su "sueño" es ganar un anillo, y quizá un cambio de aires inesperado pueda ser bueno. "Siempre que hablo con mi amigo Marc Gasol, en su última año de contrato en Memphis lo tasparon a Toronto y ganó el anillo. Tienesq ue estar preparado apra todo, mi objetivo es jugar y pasarlo bien y ganar. Por eso lucharé. Si empezamos a perder, no me gustaría acabar otra temporada así sin disputar los 'Playoffs'", comentó sobre su papel, 'in crescendo' pero no de titular, en los Wolves.

Rubio, imagen y asesor del libro 'Speak Basketball' de Vaughan, reconoció que su nivel de inglés al llegar a la NBA no fue bueno, pero que el interés hizo que mejorara rápido. "Cuando fui a la NBA pensaba que hablaba inglés, y no. Pero también aprendí viendo 'Friends' en inglés. Un idioma se puede aprender muy bien si te gusta lo que estás haciendo, como en este libro a través de anécdotas divertidas", aportó.