Madrid, Galicia y Andalucía seguirán con su "hoja de ruta" y rechazan las restricciones de Sanidad

Madrid y Galicia seguirán con sus medidas hasta que los servicios jurídicos de ambas Comunidades determinen si la norma es de obligado cumplimiento

Las críticas de gobiernos autonómicos que siguen aplicando sus propias medidas, las de los partidos y sectores afectados por las nuevas restricciones para la hostelería y el ocio nocturno, han continuado este sábado, día en el que el BOE ha publicado la orden del Ministerio de Sanidad.

Madrid, una de las comunidades que votaron en contra de estas nuevas limitaciones de aforo y horarios, recurrirá ante la Audiencia Nacional, ha anunciado el consejero de Justicia en funciones, Enrique López, que ha insistido en que el Ejecutivo está invadiendo las competencias autonómicas.

En todo caso, seguirán con las mismas medidas que estaban aplicando y que, según el consejero, son "mejores técnicamente" en cuanto a contención del virus y "mejores que las que propone el Gobierno".

También Galicia, otra de las que rechazaron estas limitaciones, continuará por el momento con su "hoja de ruta" mientras sus servicios jurídicos determinan si la norma es o no vinculante, ha explicado el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda.

El consejero de la Presidencia de Andalucía, Elías Bendodo, ha advertido al Gobierno que no cuenten con ellos "para dar el golpe de gracia" a la hostelería y arruinarla definitivamente, después de haber estado "castigados" durante toda la pandemia.

Ha insistido, al igual que el resto de territorios que votaron en contra, en que el Gobierno no puede imponer unas medidas que no son de su competencia y que no fueron adoptadas por unanimidad en el Consejo Interterritorial de Salud.

Estas medidas entran en vigor con la publicación este sábado en el Boletín Oficial del Estado y son de obligado cumplimiento hasta que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, "apruebe la finalización de su vigencia" previo acuerdo del Consejo Interterritorial, como así consta en la orden que trasladó ayer a todas las comunidades.

Las restricciones de horarios y aforo en función del nivel de incidencia de la covid también serán recurridas por las asociaciones sectoriales más importantes de la Comunidad de Madrid, al considerar que se trata de "un nuevo obstáculo para la recuperación de la actividad del ocio y cultura, y una intromisión en las competencias reguladoras".

También se han pronunciado este sábado representantes de distintos partidos políticos, como la vicesecretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, que ha exigido al Gobierno que "no imponga por la fuerza" estas restricciones y le ha acusado de actuar "con criterios políticos y no técnicos", por lo que ha emplazando al Ejecutivo a que rectifique.

El portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, considera "muy discutible" que sean de obligado cumplimiento estas nuevas limitaciones cuando no han sido adoptadas por unanimidad, y ha cargado contra la ministra por generar inseguridad con sus cambios de criterio.

El PSOE ha hablado a través de su portavoz en la Asamblea de Madrid, Hana Jalloul, quien ha afeado al Gobierno autonómico su comportamiento al señalar que "es insolidario no remar a favor de lo que dicen las comunidades" y le ha invitado a sumarse al consenso.

La decisión de poner en marcha las nuevas restricciones salió adelante con el voto en contra de Madrid, Galicia, Murcia, Andalucía y Cataluña, y la abstención de Castilla y León. Euskadi ni siquiera participó en el debate.

A partir de ahora, el ocio nocturno podrá reabrir hasta las 2 de la madrugada, ampliable a las 3, en las comunidades que estén fuera del nivel riesgo o en el nivel de alerta 1, hoy por hoy, Galicia, Cantabria, Navarra, Extremadura, Comunidad Valenciana, Murcia, Baleares y Canarias. Euskadi y La Rioja están en el nivel 3 de alerta y el resto, en el 2.

El consumo de bebidas y alimentos en estos locales, tanto en interiores como exteriores, se hará sentado, con una separación entre las sillas de distintas mesas de al menos 1,5 metros.

No podrán superar el 50 % de aforo en el interior; las terrazas al aire libre podrán ocupar la totalidad de las mesas permitidas, que solo podrán estar ocupadas por un máximo de 6 personas en lugares cerrados y 10 en el exterior.

Si el territorio llegara al nivel de alerta 2, la comunidad podrá valorar autorizar la apertura de locales de ocio nocturno con las restricciones que se proponen en el semáforo de Sanidad, que reduce el aforo a un tercio.

Respecto a la hostelería, si el territorio está fuera de los niveles de riesgo, se permitirá la mitad del aforo en el interior, pudiéndose incrementar en un 10 % si se aplican medidas que garanticen un alto nivel de ventilación y control de la calidad del aire.

En las terrazas al aire libre se podrán ocupar la totalidad de las mesas separadas por 1,5 metros y ocupadas al máximo por 6 personas en interior y 10 en exterior. Como máximo estarán abiertos hasta la 1 de la madrugada y dejarán de servir a las 24.00 horas.