Biden ignora a Sánchez en su primera gira europea

El presidente español no es una prioridad para el de Estados Unidos, que verá a los mandatarios del G-7, a Erdogan, a Putin, a Von der Leyen y hasta al primer ministro belga

El presidente estadounidense, Joe Biden, se reunirá con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, y con el primer ministro británico, Boris Johnson, entre otros mandatarios del G-7, durante su gira europea la próxima semana, según informó este jueves la Casa Blanca. En un comunicado, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dio más detalles sobre el primer viaje al extranjero de Biden como presidente, que le llevará a Cornualles (Reino Unido), Bruselas y Ginebra del 9 al 17 de junio. Y, de momento, y nada parece indicar lo contrario, el presidente Pedro Sánchez no aparece en su agenda. De hecho, Biden ni siquiera ha tenido una simple conversación con el jefe del Ejecutivo español, lo que deja claro el papel secundario que tiene el país para Estados Unidos, tal y como le ha recordado durante las últimas semanas el líder del PP, Pablo Casado. Y todo ello con la crisis con Marruecos, socio estratégico de Washington, al fondo.

Al parecer, este pasotismo de Biden tiene su origen en la época de José Luís Rodríguez Zapatero como presidente, al que Washington considera muy cercano a Sánchez. Allá por 2010, y según informa 'ABC', Zapatero hizo un desplante a Biden, al que dejó solo durante una visita en España a las tropas que iban a ir a Afganistán. Y el presidente estadounidense tomó nota. 

Hace aproximadamente un mes, la subsecretaria de Estado adjunta para Europa y Eurasia de Estados Unidos, Molly Montgomery, trasladó que Biden hablará con Sánchez cuando "las circunstancias lo permitan".

El caso es que el mandatario norteamericano va a ver a diferentes líderes europeos e incluso al el rey de los belgas Felipe y el primer ministro belga, Alexander de Croo, aprovechando su participación en una cumbre EEUU-UE con el que aspira a enfatizar los "intereses y valores compartidos" entre las dos partes. Dentro de esta "agenda común" figuran la seguridad sanitaria global, el cambio climático, la cooperación comercial, el refuerzo de la democracia y "preocupaciones" en materia de política exterior, según la oficina de Biden.

Será un encuentro a tres bandas al que, además de Biden, acudirán los responsables del Consejo Europeo y de la Comisión, Charles Michel y Ursula Von der Leyen, respectivamente. En principio no hay prevista a corto plazo ningún encuentro de Biden con los líderes de los Veintisiete, como llegó a especularse estos meses.

Psaki precisó que el 10 de junio, nada más llegar al Reino Unido, Biden se reunirá con el primer ministro británico, Boris Johnson, y del 11 al 13 del mismo mes participará en la cumbre del G-7 en Cornualles (Inglaterra), donde también mantendrá encuentros bilaterales con otros líderes de ese grupo.

El día 13, Biden visitará a la reina Isabel II de Inglaterra en el Castillo de Windsor, en las afueras de Londres, acompañado de la primera dama estadounidense, Jill Biden, quien regresará a Estados Unidos al terminar esa reunión.

Desde allí, Biden viajará a Bruselas, donde el 14 de junio participará en la cumbre de la OTAN para "reafirmar el compromiso de Estados Unidos" con la Alianza Atlántica, "la seguridad transatlántica y la defensa colectiva", indicó Psaki.

Ese día, Biden también se reunirá en Bruselas con Erdogan, en la que será el primer encuentro entre ambos desde la llegada al poder del primero en enero.

Biden mantuvo una relación fría con Erdogan cuando era vicepresidente estadounidense (2009-2017) y desde que ocupa el Despacho Oval ha protagonizado varias tensiones con el presidente turco, las más recientes relacionadas con la ofensiva israelí de mayo en Gaza.

El 15 de junio, Biden participará en la citada cumbre entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Por último, Biden viajará a Ginebra, donde el día 16 mantendrá una cumbre bilateral con su homólogo ruso, Vladímir Putin, además de reunirse con el presidente suizo, Guy Parmelin, y con el ministro de Exteriores del país, Ignazio Cassis.

El encuentro entre Biden y Putin también será el primero entre ambos desde la llegada del primero al poder y tiene como objetivo rebajar la tensión en una relación marcada por desacuerdos sobre la soberanía de Ucrania, el régimen de Bielorrusia y los supuestos ciberataques de Moscú.

RELACIONADO