Casado evita pronunciarse sobre corrupción mientras seguidores del PP abuchean a la prensa

"Nada tiene que ver con mi responsabilidad como presidente del Partido Popular ni con las preocupaciones de los españoles", señala el presidente del Partido Popular

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, guarda silencio en torno a la imputación de la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, por el supuesto espionaje al extesorero del PP, Luis Bárcenas, en la denominada 'operación Kitchen'. "Nada tiene que ver con mi responsabilidad como presidente del Partido Popular ni con las preocupaciones de los españoles". En este contexto, partidarios del PP presentes en la visita que ha realizado Casado a Ceuta han abucheado a la prensa cuando ha realizado preguntas relacionadas con el caso de supuesta corrupción.

Cuestionado sobre si el PP abrirá un expediente informativo a Cospedal, tal y como recogen los estatutos, Casado ha evitado pronunciarse: "Yo le agradezco la pregunta pero mi compromiso con los valores que representa el PP en su servicio público siempre han estado vinculados a hablar de lo que yo puedo valorar y a mí me corresponde valorar y no de cuestiones de las que no tengo ninguna información; le agradezco la pregunta, pero no le puedo responder nada más".

Casado se ha referido así en Ceuta, ciudad que visita este jueves por la crisis migratoria, al ser preguntado por la imputación de Cospedal y cómo podía afectar a la imagen del partido, preguntas de los informadores que han provocado algunos abucheos de las personas presentes en la comparecencia de prensa, hecha en plena calle.

"Estoy bastante de acuerdo con estas personas -en relación a los que protestaban por la pregunta- ya que hace cuatro meses dije que no iba a volver a hablar de cuestiones que no me corresponde valorar", ha respondido Casado.

A juicio del líder del PP, "son cuestiones que nada tienen que ver" con su responsabilidad como presidente del PP y "mucho menos" con las preocupaciones que tienen ahora los españoles.

A raíz de los abucheos sufridos por los informadores durante la comparecencia de prensa en Ceuta, fuentes de la dirección del PP han aclarado que "en ningún caso se trataba de un mitin" por lo que el público que haya podido presenciar la rueda eran ciudadanos "que se han parado espontáneamente".

"Por lo tanto, las quejas escuchadas ante las preguntas de algunos medios no se han producido por parte de ningún militante del PP, sino por ciudadanos anónimos que se han parado a presenciar las intervenciones de ambos presidentes", han subrayado las fuentes.

Casado pide la devolución de 4.000 personas

Pablo Casado ha hecho estas declaraciones durante una visita oficial a Ceuta con motivo de la crisis migratoria y ha enviado un mensaje de "tranquilidad" a todos los ceutíes, a los que ha mostrado el apoyo de su partido en estos "momentos difíciles".

El presidente nacional del PP ha solicitado la devolución a Marruecos de las aproximadamente 4.000 personas, muchas de ellas menores de edad, que todavía permanecen en la ciudad tras la entrada masiva de los días 17 y 18 de mayo y ha reclamado una mayor colaboración con el país vecino.

Ha dicho que esta situación es una "política de Estado y el Gobierno de España tiene el apoyo del PP para garantizar la soberanía nacional en todo el territorio español y la integridad de nuestras fronteras".

"Y también tiene el apoyo para fortalecer las relaciones exteriores tanto en el marco de la UE como nuestros aliados estratégicos a nivel internacional y también con Marruecos, par que las políticas de vecindad estratégica, de seguridad, comercio, inmigración, agricultura, pesca, antiterrorista se fortalezcan y se garanticen", ha comentado.

El PP "no acepta lecciones" del PSOE

Por su parte, el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha avisado este jueves de que no aceptará "ni una lección del PSOE" ni del presidente, Pedro Sánchez, en relación con la imputación de Cospedal en el caso Kitchen.

Almeida ha defendido la "presunción de inocencia" de Cospedal y ha advertido de que "no conviene hacer juicios anticipados", al tiempo que ha exigido al PSOE "que sea coherente" y deje de intentar "desviar la atención del escándalo de los indultos".

Tanto el PSOE como Podemos han pedido a Casado que dé la cara ante la imputación de Cospedal y de su marido, el empresario Ignacio López del Hierro, en el caso Kitchen, que investiga el supuesto espionaje parapolicial al extesorero del PP Luis Bárcenas, por presuntos delitos de cohecho, malversación y tráfico de influencias.

En declaraciones a los medios tras presentar el título de Madrid como Capital Mundial del Deporte 2022, Almeida se ha preguntado si "ha oído alguien a Sánchez hablar sobre el caso de los ERE" o si "le ha pedido explicaciones a Podemos" por su imputación en el caso Neurona. "No estoy utilizando el y tú más; estoy utilizando el y tú qué", ha esgrimido el alcalde, quien ha exigido a Sánchez que pida a los demás "lo que se aplica a sí mismo".

Por último, ha eludido pronunciarse sobre la respuesta interna que dará el PP, que, según ha dicho, corresponde al Comité de Derechos y Garantías del partido. El PP tomará acciones contra Cospedal, con un expediente disciplinario en su contra, en el momento en el que se abra juicio oral, según figura en los estatutos del PP. Conlleva, explican fuentes populares, la suspensión de militancia.

Sin embargo, los estatutos del PP también prevén, para "supuestos especiales" que no se detallan, que "en el caso de que un afiliado incurra en cualquier forma de corrupción en el ejercicio de un cargo público o representativo (...) y se tenga conocimiento que ha sido llamado a declarar como investigado en una instrucción judicial" se abrirá un expediente informativo.

El pasado mes de septiembre, cuando el exministro Jorge Fernández Díaz fue imputado en la misma causa que Cospedal, el PP anunció la apertura de un expediente informativo.