PSOE y UP acuerdan desbloquear la tramitación de ley del Ingreso Mínimo Vital la semana que viene

El PSOE y Unidas Podemos han acordado desbloquear la tramitación del proyecto de ley del Ingreso Mínimo Vital de cara a la semana que viene, cuando se cerrará definitivamente el plazo para presentar enmiendas parciales y se abrirá la negociación con los grupos de cara a introducir mejoras.

El portavoz parlamentario de la formación morada, Pablo Echenique, ha explicado que han logrado ese consenso con el PSOE, que supondrá activar la tramitación de esta futura normativa la semana que viene.

Un acuerdo que llega después de que Unidas Podemos hiciera público el lunes su intención de llevar a la Mesa del Congreso la exigencia del cierre definitivo del plazo de enmiendas, ya que lleva 33 prórrogas desde septiembre del pasado año.

La formación morada se había quejado de que los intentos por negociar "discretamente" cambios en la futura ley resultaron infructuosos y que, por ello, habían decidido airear sus discrepancias y exigir el final del bloqueo, "desde la máxima lealtad y el convencimiento de que se llegarán a acuerdos positivos".

Por tanto, la congelación de la tramitación verá su fin la próxima semana, previsiblemente el próximo 2 de junio, que será ya el último día para que los grupos presenten enmiendas. A partir de ahí se reactivara la tramitación y podrá reunirse la ponencia y la comisión para su aprobación.

En rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces del Congreso, Echenique ha celebrado el acuerdo alcanzado con su socio de coalición en el Gobierno para activar "por fin" este proyecto normativo. De esta forma, Unidas Podemos marca como objetivo de la ponencia introducir una serie de mejoras en "múltiples" apartados pero con un objetivo común, "llegar a mucha más gente" a la hora de desplegar esta prestación, que nació para ser una "pata más del Estado del bienestar.

El portavoz parlamentario de la formación morada ha destacado que el Ingreso Mínimo Vital apenas "llega a la cuarta parte" de los 850.000 personas que se preveía en un inicio, cuando se lanzó por decreto esta ayuda en plena pandemia del COVID-19.

De esta forma, el trabajo parlamentario implicará negociar muchas enmiendas con diferentes grupos y ha destacado que Unidas Podemos buscará terminar con ese "cuello de botella burocrático" que impide a familias acceder a el IMV, lo que es "enormemente cruel".

Por tanto, ha defendido que se debe transitar hacia una ley del Ingreso Mínimo Vital que pivote hacia un modelo parecido al "canadiense", en el que no se le pide a la "gente humilde hacer 25 papeles" para obtener la prestación. Por tanto, se tendrán que desplegar mejoras en "muchos ángulos" y habrá "un montón de elementos a negociar" con el resto de partidos.

En cuanto a la situación de la negociación de los ERTE, Echenique se ha mostrado confiado en poder llegar a un acuerdo desde el diálogo social y le consta que los agentes sociales, tanto patronal como sindicatos, quieren que se renueve la prórroga de este mecanismo.

Por tanto, espera que el próximo Consejo de Ministros se apruebe, en los términos consensuados entre el Gobierno y los agentes sociales, la continuidad del mecanismo "más importante" para que se salga de esta crisis de una manera diferente a la de 2008, al proteger unos 3,5 millones de empleos y evitar una "catástrofe mayor a la vivida".