El juez rechaza imputar a Pablo Iglesias en el 'caso Dina' a la espera del informe de la Policía sobre la tarjeta del teléfono

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha rechazado citar como imputado al exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias en el 'caso Dina' al considerar su declaración "en este momento precipitada" dado que hay diligencias pendientes, como un informe informático solicitado hace meses.

García Castellón considera que "no se ha aportado ningún indicio nuevo distinto", razón por la que ha denegado a petición de una acusación popular de imputar a Iglesias por delitos de descubrimiento y revelación de secretos, daños informáticos y de falso testimonio.

El magistrado, que sigue así el criterio de la Fiscalía Anticorrupción, cree que la citación no es "procesalmente pertinente en este momento" dado que están pendientes algunas diligencias solicitadas en su día por el Tribunal Supremo, como un informe pericial informático sobre la tarjeta de memoria del móvil sustraído a Bousselham, que ella misma aportó.

En esta causa se investigan las circunstancias en torno al presunto robo del móvil de la exasesora de Podemos Dina Bousselham, y el periplo de su tarjeta de memoria, cuya información apareció en poder del excomisario José Villarejo.

La tarjeta de memoria

En su auto, el magistrado explica que la citación de Iglesias como investigado no es "procesalmente pertinente en este momento" dado que están pendientes algunas diligencias solicitadas en su día, como un informe pericial informático sobre la tarjeta de memoria, para saber, entre otros aspectos, las causas que impiden acceder a la información que contenía.

La Fiscalía Anticorrupción también se opuso a imputar al exvicepresidente, que perdió el aforamiento al dejar la política, y pidió al juez que practicase las diligencias que le había pedido el Tribunal Supremo cuando rechazó la exposición razonada en la que el propio magistrado pidió investigar a Iglesias en octubre del año pasado, cuando todavía era aforado.

Entre esas diligencias también se encontraba la citación de Dina Bousselham para saber si denuncia que Pablo Iglesias examinara el 20 de enero de 2016 el contenido de su tarjeta y posteriormente se la guardara o si, por el contrario, contaba con su autorización. O incluso, dijo el Supremo, si aunque no la tuviese, Bousselham consiente ahora que lo hiciera.

"La declaración del señor Iglesias resulta en este momento precipitada, en la medida en que no se ha aportado ningún indicio nuevo distinto de los que fueron valorados en su día por el Alto tribunal al pronunciarse sobre la exposición razonada", indica el magistrado en el auto donde rechaza citar a Iglesias como investigado.