Los menores de 60 años podrán elegir entre una segunda dosis de AstraZeneca o cambiar a Pfizer

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han aprobado este miércoles permitir a los menores de 60 años vacunados con una primera dosis de AstraZeneca que no quieran completar la pauta con Pfizer puedan hacerlo con la primera mediante la firma de un consentimiento informado. Así lo ha anunciado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, al término del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en una rueda de prensa en la que ha explicado que esta opción obedece a las circunstancias "excepcionales y extraordinarias" de este caso.

Y ahora el Comité de Bioética deberá pronunciarse sobre las condiciones del consentimiento para llevar a término esta propuesta que ha lanzado Sanidad en la reunión de esta tarde y que ha sido aceptada por las comunidades.

Darias ha querido dejar claro que "no es una cuestión de elección", ya que la decisión tomada anoche por la Comisión de Salud Pública fue la de pinchar la segunda dosis de Pfizer, sino que afectará solo a aquellas personas que "por las razones que consideren oportunas no decidieran ponerse" la de ARNm.

"Ha sido una de las decisiones más difíciles que hemos tenido que tomar, pero es una buena decisión y podemos garantizar la seguridad", ha zanjado la ministra.

"Es la decisión que ha adoptado Francia, Alemania, Finlandia... Es una pauta que se está aplicando en otros países y será la que se va a aplicar a futuro, porque cuando hablemos de dosis de refuerzo para el año que viene aplicaremos las vacunas que en ese momento estén, y serán probablemente diferentes", ha remachado.

De la misma forma, Darias ha argumentado que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) dijo que "en cualquier caso serían las autoridades sanitarias de cada país quienes tomarían la decisión teniendo en cuenta su plan de vacunación y su situación epidemiológica". "Ha quedado acreditado, además, que una primera dosis de AstraZeneca ya aumenta la inmunidad del paciente", ha agregado.

La nueva posibilidad abierta a los menores de 60 años vacunados en primera instancia con Vaxzevria (nombre comercial de AstraZeneca) llega después de que la decisión adoptada anoche por la Comisión de Salud Pública -que contó con diez votos a favor, siete en contra y tres abstenciones- haya levantado un revuelo en buena parte de las comunidades que preferían que estas personas completaran la pauta con el suero anglosueco.

En esa misma reunión, los directores generales de las comunidades y el Ministerio dejaron abierta la puerta a la voluntariedad de la segunda dosis de Vaxzevria para debatirlo en próximas reuniones. Pero para "no demorar" más la decisión, ha dicho la ministra, Darias ha lanzado esta propuesta en el Consejo Interterritorial y que ha sido aceptada por las comunidades, muchas de las cuales venían reclamando esta posibilidad desde hace semanas.

Una de ellas es Madrid, que sigue rechazando terminar de inmunizar con Pfizer a los que ya recibieron una dosis de AstraZeneca; fuentes de la Consejería de Sanidad han indicado que esperarán al pronunciamiento del Comité de Bioética de España y a que el Ministerio de Sanidad plasme por escrito su decisión en una próxima actualización de la Estrategia Nacional de Vacunación.

También ha pedido que si una persona finalmente recibe Pfizer firme igualmente un consentimiento informado y que el Ministerio traslade por escrito a las comunidades el motivo técnico de su postura, ya que considera que está en contra de lo acordado en la Ponencia de Vacunas, que avala que se ponga AstraZeneca de segunda dosis.

De la misma forma, Andalucía comenzará ya la próxima semana a vacunar con la segunda dosis de AstraZeneca a los andaluces menores de 60 años que lo acepten de forma voluntaria, según ha anunciado el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre.

"Una decisión que cuenta con los informes positivos de la Agencia Española del Medicamento, de la Agencia Europea del Medicamento, Sociedades Científicas, así como la experiencia de las pautas completas de dicha vacuna en otros países, caso del Reino Unido", según el consejero.

El mismo anuncio ha hecho la Junta de Castilla y León, que en la reunión ha abogado por la conveniencia de administrar la segunda dosis de la misma marca, aunque finalmente ha aceptado el planteamiento del Ministerio y otras autonomías para que también se pueda utilizar Pfizer.

Otra comunidad que apuesta por completar la pauta de vacunación con la misma vacuna es Galicia: el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, afirmó esta mañana respetar "mucho la opinión del Ministerio", pero le "sorprende que haya una divergencia entre la EMA" y Sanidad.

El presidente murciano, Fernando López Miras, apuntó que "no hay motivos científicos" para no inmunizar con Vaxzevria cuando lo ha hecho Reino Unido con su población, aunque, en cualquier caso, cree que "ya se va tarde y mal" porque el resto de países "hace semanas que tomaron una decisión".

La postura de Castilla-La Mancha, que fue una de las que se abstuvieron, es que se debería haber facilitado "algún margen" para inyectar una segunda dosis de AstraZeneca, si bien la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, ha explicado que la propuesta del Ministerio es "correcta" y avalada por el Instituto de Salud Carlos III.

Aragón ha asumido por un principio de "lealtad" con el Ejecutivo central el acuerdo, pero la responsable de Sanidad, Sira Repollés, consideraba que el segundo pinchazo podía ser con este último suero, de ahí que esta comunidad también se abstuviera ayer en la reunión.

Mientras, Cantabria está de acuerdo en completar con Pfizer la vacunación de los menores de 60 años que han recibido una primera dosis de AstraZeneca, pero esta tarde ha defendido que pueda ser voluntario.

El consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles también ha apuntado a la voluntariedad, de forma que cuando desde el Servicio Extremeño de Salud (SES) se les cite puedan indicar si aceptan que sea con Pfizer o con AstraZéneca, para lo que se les requerirá su consentimiento formal.

Llegan 2,4 millones de vacunas esta semana

Por otro lado, sobre la llegada de vacunas esta semana, Darias ha informado de que el total de dosis será de 2,4 millones: 1,7 de Pfizer, 313.000 de Moderna, 165.000 de Janssen y 261.000 de AstraZeneca. La ministra ha celebrado como "un nuevo hito" que un tercio de la población española, más de 15 millones de personas, ya tiene administrada por lo menos una dosis.

"Estamos ya dando los últimos pasos para proteger a las personas mayores, casi un 93 por ciento tiene al menos una dosis y en torno a la mitad tiene ya la pauta completa. También se está avanzando como un tiro en la inmunización de personas mayores de 50, ya que al menos el 30 por ciento tiene una dosis", ha esgrimido.

Gracias a estos buenos datos de vacunación, Darias ha aplaudido la "tendencia descendente" de la pandemia, con la incidencia bajando un 18 por ciento en la última semana, un 2,6 por ciento diario de media. En este contexto, ha avanzado "una posible estabilización" de los casos entre los 15 y los 34 años, aunque ha calificado este extremo como "muy preliminar". De la misma forma, la buena evolución de la campaña de inmunización va a hacer posible, según la ministra, estudiar en la Penencia de Alertas la "consideración del uso obligatorio de mascarillas".