Tensión por la crisis migratoria

El presidente de Ceuta tras la llegada masiva de inmigrantes: "Fue una invasión"

"El ambiente es de estado de excepción; la gente está encerrada en sus casas", asegura el presidente de la ciudad autónoma

El presidente de Ceuta, Juan Vivas, ha asegurado este martes que, ante la llegada de más de 8.000 migrantes de Marruecos, los ciudadanos de la ciudad autónoma están "con miedo y asustados" encerrados en sus casas y muchos niños no han ido este martes al colegio: "Fue una invasión; el ambiente en Ceuta es de estado de excepción".

Así se ha expresado el mandatario autonómico 'popular' en declaraciones en Onda Cero, recogidas por Europa Press, donde ha lamentado los alrededor de 180 incidentes, ninguno grave, que se produjeron a lo largo de la madrugada y ha avanzado que mañana se suspenderá la campaña de vacunación porque, según ha dicho, el ambiente en Ceuta es de "estado de excepción".

Según ha dicho, este martes no se ha podido suspender porque todas aquellas inyecciones que no se ponen se pierden, pero ha alertado que la gente está con miedo sin salir de casa.

"El ambiente en Ceuta es de estado de excepción", ha repetido el presidente ceutí, que ha dimensionado el "caos" que se produjó ayer con la entrada de migrantes asegurando que no se sabe el número exacto de personas que entraron, "entre 6.000 o 7.000 personas, no sabemos cuantas son". Además, en cuanto a los menores, Vivas calcula que pudieron llevar unos 1.500 en un día.

Respuesta inmediata del Estado

El presidente de Ceuta ha desvelado que este mismo martes por la mañana ha estado en conversación con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, al que, según ha avanzado, le ha trasladado la percepción de los ciudadanos ceutíes ante la "invasión" que se produjo el lunes.

Ante esto, Vivas ha asegurado que Sánchez le ha pedido que transmita tranquilidad a la ciudad autónoma y que se están llevando a cabo las tareas necesarias para atender las peticiciones. "Lo que está en juego no es solo la tranquilidad de Ceuta, es la capacidad del Estado para preservar la integridad territorial de España", ha proclamado Vivas.

En este contexto, el mandatario autonómico ha señalado que sería una "equivocación" tratar esto como un problema migratorio. "Esto excede de ese aspecto", ha subrayado Vivas, quien cree que los ciudadanos de la ciudad autónoma interpretan esta "invasión" como que el Ejecutivo marroquí está intentando calibrar la determinación de España para garantizar la soberanía en las ciudades autónomas.