Vandalizan una icónica escultura de Manolo Valdés en La Marina de Valencia

El incidente tuvo lugar en la madrugada del sábado al domingo, con pintura roja en varios puntos de la escultura de 4 toneladas

La escultura de grandes dimensiones conocida con el nombre de La Pamela, obra de Manolo Valdés, que está ubicada en La Marina de Valencia ha sido vandalizada con pintadas y el ente gestor de este recinto portuario analiza las cámaras de videovigilancia para tratar de dar con los autores.

Este incidente, según han informado a EFE desde La Marina, se produjo en la madrugada del sábado al domingo, con pintura de color rojo, en varios puntos de esta emblemática escultura de 4 toneladas que la Fundación Hortensia Herrero cedió a la ciudad en 2018 por un valor de 1,7 millones de euros.

Desde La Marina se ha informado de lo sucedido a la citada fundación, propietaria de la obra, para que decida sobre cómo proceder en función del acuerdo que tenga con el artista valenciano, residente en Nueva York, y este lunes la obra ya está limpia.

La escultura en forma de pamela, que cubre un rostro femenino mirando al mar, fue instalada en febrero de 2018 en la explanada del Tinglado 2 de la dársena valenciana, junto a la Marina de Empresas y al lado de EDEM-Escuela de Empresarios, y se ha convertido en uno de los puntos más fotografiados de la zona marítima de la ciudad.

La Pamela fue expuesta en el lago artificial de la Ciudad de las Artes y las Ciencias en verano de 2017, en una exposición temporal organizada por la Fundación Hortensia Herrero, y, tras dos meses y medio de votaciones para ver cuál de las grandes esculturas de Valdés se quedaba en Valencia, recabó 12.855 votos de los 41.538 contabilizados, por delante de Mariposas, La diadema y Los aretes.