Marruecos guarda silencio ante la avalancha de inmigrantes en Ceuta

Ni el Ministerio de Interior marroquí ni el de Exteriores se pronunciaron sobre las razones de esta llegada masiva de inmigrantes

Las autoridades de Marruecos guardan silencio ante la avalancha de unos 6.000 inmigrantes llegados a Ceuta a nado o a pie desde la madrugada de este lunes, un fenómeno jamás visto en esa ciudad autónoma española, cuya frontera con Marruecos está cerrada desde marzo de 2020.

Contactados por Efe, ni el Mnisterio de Interior ni el de Exteriores se pronunciaron sobre las razones de esta llegada masiva de inmigrantes, entre los que hay aproximadamente 1.500 menores de edad, y ello cuando los medios del país sí están recogiendo profusamente la información llegada desde España.

Un periodista local dijo a Efe que "es algo nunca visto, vienen de toda la región, de Castillejos, de Rincón, de Tetuán. Y entran sin ningún control, ni por parte marroquí ni por parte española", precisó, antes de añadir que las entradas se están produciendo por los dos puntos fronterizos de Ceuta, el del oeste (Beliunes) y el del sur (Castillejos).

Cuando estaba anocheciendo, y pese al toque de queda vigente en todo el país, el periodista precisó que "siguen llegando y pasando la frontera".

En su gran mayoría son marroquíes, pero también entre las comunidades de migrantes subsaharianos "corrió la voz" de que los marroquíes habían dejado de vigilar las playas y la frontera con Ceuta, por lo que también entre ellos se produjo el "efecto llamada", dijeron a Efe fuentes de organizaciones de ayuda a los emigrantes.

Estas fuentes explicaron que fue el estado de la mar el que impidió que el Estrecho de Gibraltar se llenase de pateras y que los subsaharianos prefiriesen entrar en Ceuta con sus barcas a remo.

Fuentes de la Delegación del Gobierno español en Ceuta han dicho a Efe que este dato evidencia que se ha tratado de una de las jornadas migratorias más críticas y sin precedentes a las que se ha enfrentado Ceuta en los últimos años.

A las 20.30 horas se ha convocado una reunión urgente del Centro de Coordinación (CECOR) en la que participarán representantes de la Delegación del Gobierno y del Ejecutivo ceutí para analizar la situación.

A lo largo de 2021 se han registrado entradas a nado desde el país vecino, la más reciente el pasado 27 de abril, aunque desde hacía 15 años no se producía una llegada masiva como esta en una sola jornada, y ante la falta de vigilancia costera por parte de las autoridades marroquíes, según ha podido constatar Efe.

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha asegurado este lunes que no le consta que lo ocurrido pueda ser una medida de presión de Marruecos por la presencia del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en un hospital español.

"No, no nos consta", ha sido la escueta respuesta de la ministra a su llegada a un acto de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).