Este extraño plan de futuro será presentado en próximos días

Sánchez anunciará que España se arreglará ¡en 2050!, objetivo de ficción para tapar su batacazo en Madrid

En Moncloa temen la crisis de liderazgo de Sánchez, ultiman la caza de Susana Díaz y los indultos a los golpistas porque, sin Cs, dependen de UP y ERC

Después de unos días desaparecido y de depresión personal por causa del gran batacazo del 4-M en Madrid, el muy dañado aparato de propaganda de Moncloa prepara una serie de anuncios como el voluntarioso de ‘inmunidad de grupo’ para agosto, y la llegada de fondos de la UE en el otoño. A lo que añadirán un gran despliegue político y mediático con la presentación de un plan para la ¡‘España de 2050’!, según lo afirman fuentes de Moncloa.

Lo que se puede interpretar de la siguiente manera: si Sánchez sigue unos años más en el poder ‘España no se arreglará hasta el año 2050’. Se trata, por lo que se va sabiendo de un plan etéreo de unas reformas económicas, sociales, ecológicas, de educación y digitales, entre otras cosas aunque no se ha oído nada de renovación democrática, separación de poderes, unidad nacional, reforma electoral o de la necesidad de actualizar la Constitución.

El Plan 2050, largo me lo fiais, es un decorado para reanimar el desconsuelo del presidente y un caro divertimento de los agitadores monclovitas que se acaban de estrellar en Murcia, Madrid, y las últimas encuestas que ponen al PP por delante del PSOE.

Aunque, antes, Sánchez y sus estrategas tienen a la vista dos citas urgentes y bastante complicadas: las primarias de Andalucía donde quieren liquidar para siempre a Susana Díaz y los indultos que Sánchez tiene que conceder -para pagar su investidura y los PGE de 2021- a los golpistas catalanes que están presos. Lo que podría ocurrir en plenas vacaciones de Agosto para así camuflar el impacto político y social.

Pero lo planes de reanimación asistida de Sánchez y los árboles -cipreses que adornan su camino hacia el final- no le pueden ocultar el bosque de lo ocurrido el 4-M en Madrid y, aunque se resisten a reconocerlo en Moncloa, saben que Madrid se han detectado cinco hechos importantes y puede que irreversibles:

-La derrota es imputable a Sánchez personalmente por el hartazgo de su mal Gobierno, pactos con UP, Bildu y ERC, y su fallida incursión en Murcia con Cs que trajo el adelanto electoral.

-Miles de votantes del PSOE -más de 300.000- votaron directamente al PP.

-Se hundió Cs en beneficio del PP y Sánchez dependerá de UP, Bildu y ERC.

-La marcha de Iglesias debilita a UP y amenaza la estabilidad del Gobierno.

-Los dirigentes críticos del PSOE saben que Sánchez es vulnerable, en lo electoral y ante la opinión pública y por ello quiere eliminar a Susana Díaz.

En este momento de reconstrucción del centro derecha ante un posible pacto del PP y Cs, y del reciente fracaso de Sánchez y del PSOE en Madrid, hablar de la España de 2050 es una tomadura de pelo nacional.

Sobre todo cuando en la España de hoy hay miles de enfermos, millones de parados y de empresas destruidas o en vías de desaparición. Pero el hacer  semejante y demencial anuncio de 2050, cuando hay tanto por hacer en el día a día, solo demuestra una cosa: que Sánchez está tocado y vende humo de 2050 para tapar su declive y los graves errores que lo han llevado a dicha situación.