Retrasar la segunda dosis de Pfizer aumenta en más de tres veces los anticuerpos

El estudio, que aún no ha sido revisado, analizó a 175 personas de entre 80 y 99 años

Un estudio británico revela que la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer genera una respuesta de anticuerpos tres veces y media superior en personas mayores cuando la segunda dosis se retrasa hasta 12 semanas después de recibir la primera.

El estudio publicado este viernes es el primero en comparar directamente las respuestas inmunes de la inyección de Pfizer del intervalo de dosificación de tres semanas probado en ensayos clínicos, y el intervalo extendido de 12 semanas que recomiendan los funcionarios británicos para dar a las personas más vulnerables al menos algo de protección más rápidamente.

Después de que Gran Bretaña decidiese extender el intervalo entre dosis, Pfizer y BioNTech aseguraron que no había datos que respalden la medida. Sin embargo, Pfizer ha dicho que se podrían tener en cuenta consideraciones de salud pública fuera de los ensayos clínicos.

"Nuestro estudio demuestra que las respuestas máximas de anticuerpos después de la segunda vacuna de Pfizer mejoran notablemente en las personas mayores cuando esto se retrasa a 12 semanas", dijo Helen Parry, autora del estudio con sede en la Universidad de Birmingham.

Gran Bretaña comenzó a implementar la vacuna de Pfizer antes de cambiar la política de dosificación, lo que significa que una pequeña cantidad de personas que recibieron la vacuna temprano recibieron la segunda vacuna tres semanas después.

El estudio, que aún no ha sido revisado, analizó a 175 personas de entre 80 y 99 años y descubrió que extender el intervalo de la segunda dosis a 12 semanas aumentó la respuesta máxima de anticuerpos 3,5 veces en comparación con aquellos que la tenían a las tres semanas.