La cuarta ola sigue remitiendo: Sanidad notifica 6.347 casos y 58 muertes, con la incidencia bajando levemente a 162

La incidencia acumulada del COVID continúa su descenso al situarse este viernes en 162,03 casos por cada cien mil habitantes, cuatro puntos menos que el jueves, lo mismo que la presión en las unidades de cuidados intensivos, en este caso más lentamente, con una ocupación de camas de pacientes COVID del 19,17 % (ayer estaba en 19,51 %). Son los últimos datos facilitados por el Ministerio de Sanidad, que indican que el total de casos por coronavirus desde que comenzó la pandemia es de 3.604.799 (6.347 más que los notificados ayer) con 3.084 diagnosticados en la última jornada, y 58 fallecidos.

Los territorios que siguen en una situación de mayor riesgo de transmisión, tal y como muestra la incidencia acumulada, son País Vasco (334,97), Melilla (257,25) y Madrid (256,35), seguidos de Aragón (248,84) y Navarra (221,42).

Esta semana la caída de la curva de los contagios se mantiene día a día y si el pasado lunes la incidencia acumulada a catorce días se situaba en 188,97, este viernes se encuentra en los 162,03 casos por cada cien mil, y siguen bajando la incidencia a siete días hasta los 70,09.

Ya solo son dos comunidades, País Vasco y Madrid, las que se encuentran en riesgo extremo (por encima de los 250 casos) junto con con Melilla.

En riesgo alto (entre 150 y 250 casos) están Aragón (248,84), Navarra (221,42), La Rioja (198,18), Cataluña (191,57), Castilla-La Mancha (170,98) y Cantabria (160).

Con riesgo medio (entre 50 y 150 casos) hay seis autonomías: Castilla y León (147,31), Galicia (87,76), Canarias (85,76), Extremadura (85,15), Asturias (77,35) y Murcia (63,46); mientras que en riesgo bajo (con menos de 50 casos), además de la Comunidad Valenciana (31,22), están Baleares (49,92) y Ceuta (27,32).

De los 246 fallecidos en los últimos siete días, 53 han sido en Madrid; 48, en Andalucía; 24, en Aragón; 21, en Cataluña; 18, en País Vasco; 13, en Castilla y León, al igual que en Canarias; 12, en Castilla-La Mancha; 8, en Asturias; 7, en la Comunidad Valenciana; 5, en Galicia, los mismos que en Navarra y La Rioja; 3 en Baleares y otros tantos, en Ceuta. Además, las comunidades de Cantabria, Extremadura, Murcia y la ciudad autónoma de Melilla han contabilizado dos cada una.

Asturias sigue siendo la comunidad con una letalidad más alta en la pandemia (3,8 %), seguida de Castilla-La Mancha (3,1 %), Castilla y León (3 %) y Aragón (2,9 %). La media de letalidad es del 2,2 %.

En las UCI hay 1.899 enfermos de COVID (32 menos que ayer), lo que supone una ocupación del 19,17 % de las camas de estas unidades.

En total, los pacientes hospitalizados con COVID son 7.088, que representan una ocupación hospitalaria del 5,65 %

En las últimas 24 horas se han registrado 916 altas de enfermos de COVID, frente a 702 ingresos.

Hay cinco territorios con una ocupación de UCI  por encima del 25 %: Madrid (37,84 %), País Vasco (32,46 %), La Rioja (32,08 %)Cataluña (30,24 %) y Aragón (26,96 %).

Las comunidades han hecho 820.503 pruebas diagnósticas durante la semana comprendida entre los días 4 al 10 de mayo, con una positividad del 5,78 %.