Feijoó apuesta por "un cambio de ciclo político" en el PP, con "un proyecto más occidental, más europeo, más previsible"

Casado contesta al presidente gallego que el "cambio de ciclo en España" y en su partido es imparable, como quedó demostrado el 4-M

El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha sacudido este viernes el Partido Popular, al declarar públicamente que apoya "incondicionalmente" a Pablo Casado y pedir a la vez "un cambio de ciclo" dentro del PP con un proyecto "más europeo", que aglutine al centro derecha para "subir el listón de la política".

En la entrevista, el dirigente gallego ha insistido en que "la concentración del centro derecha es la única alternativa para que no gobiernen los independentistas catalanes con el socialismo de Sánchez y el populismo de Podemos".

"Mientras no unifiquemos el centro-derecha en España, hay muchas posibilidades de que la izquierda y la izquierda populista gobierne", ha asegurado.

Preguntado si es partidario de gobernar con Vox, ha advertido de que esta formación "no ha venido a solucionar ningún problema a nuestro país". De este modo, ha recordado que en Galicia se ha conseguido que Vox "no tenga un concejal" y el PP tiene mayoría y gobierna "con responsabilidad". "Ese es el modelo", ha subrayado.

Por otro lado, cuestionado sobre la posibilidad de que pueda optar en el futuro a liderar el Partido Popular, ha recordado que decidió no presentarse al Congreso de 2018, tras la moción de censura contra Mariano Rajoy, y "en este momento tenemos un presidente, al que vamos a apoyar para que pueda intentar cambiar el Gobierno de España".

"Este es el panorama en el que estamos trabajando", ha manifestado Núñez Feijoó, que ha señalado que le gustaría que "hubiese un cambio de ciclo político y volviésemos a hacer una política más occidental, más europea, más previsible en un momento en que se necesita subir un poco el listón de la política para gestionar realmente los problemas de la gente".

En todo caso, ha manifestado que su trabajo en este momento es "gestionar" los problemas de los ciudadanos gallegos e intentar que, cuando haya elecciones generales, "haya un cambio político en España". "Todo lo demás es un futuro incierto en el que cada uno tiene su rol, y yo tengo el mío", ha afirmado.

La respuesta de Casado

La respuesta de Casado a las peticiones de Feijóo no se ha hecho esperar. El líder del PP ha asegurado que el cambio es "imparable" y que ya lo consideró así el comité ejecutivo del partido de hace una semana. El presidente del PP ha agradecido este apoyo, que ha dicho que es "recíproco" hacia Feijóo, "una referencia en gestión" y que ha recibido el apoyo de los gallegos en forma de tres mayorías absolutas.

Estas peticiones del presidente gallego, ha recordado Casado, coinciden con lo planteado en el comité ejecutivo del partido, donde se avisó ya de un "cambio de ciclo" en la política nacional tras la victoria popular en las elecciones de la comunidad de Madrid.

Ese cambio, ha coincidido con Feijóo, pasa por ir a políticas "europeístas" en la línea de países conservadores del entorno, como Alemania, Austria o Grecia, pero también socialistas como Portugal, donde se implementan medidas encaminadas, según Casado, a la generación de oportunidades, la bajada de impuestos, la creación de empleo y la ayuda a quienes lo han pasado mal en la pandemia, que ha enfrentado a las "políticas populistas" de Pedro Sánchez.

Ha insistido, en este sentido, que los españoles han visto "muy clara" la alternativa del PP, que es constitucionalista, autonomista, convencido municipalista y que mira a Europa, porque necesita "políticas económicas responsables" y salir de la "excepcionalidad legal".

Por otro lado, preguntado por el también cambio de rumbo que parece buscar Ciudadanos, que celebrará una convención en julio con este fin, Casado ha precisado que su labor es "hacer oposición al Gobierno de Sánchez" y "sustituirle cuanto antes", motivo por el que poco puede decir de lo que hagan otros partidos, "sea Ciudadanos, Vox o el Partido Aragonés". No obstante, ha insistido en pedir a los españoles la unificación del voto del centroderecha en el PP, "para ser alternativa y echar a Sánchez", que es lo que ha sucedido en Madrid y en Galicia, ha recordado.