Vacunan por error con AstraZeneca a 94 personas menores de 60 años en Cáceres

"Existe inquietud, preocupación y hasta miedo" entre los empleados públicos esenciales vacunados este miércoles en la ciudad extremeña

Un total de 94 personas, todos ellos considerados trabajadores esenciales, han sido vacunados "por error" con AstraZeneca en Cáceres, pese a ser menores de 60 años, en lugar de con Moderna, como estaba previsto.

Se trata de policías, bomberos y guardias civiles que este miércoles recibieron en el Palacio de Congresos cacereño esta vacuna pese a que el protocolo prohíbe su administración a menores de 60, por lo que el Servicio Extremeño de Salud (SES) ya ha informado al Ministerio de Sanidad, y a los propios afectados, según ha confirmado el gerente del Área de Salud de Cáceres, David Zambrano, que ha aabierto una investigación.

Zambrano ha evitado hablar de error humano “porque se ha abierto una investigación y no está claro qué ha podido fallar", aunque ha reconocido que, cuando se ha contactado con los afectados, “puede que se les haya trasladado que se tratara de un error humano”.

Zambrano ha pedido “disculpas por este incidente aislado” y ha señalado que el SES realizará un seguimiento a los afectados “durante, al menos, una semana” y les informará sobre si tienen que ponerse una segunda dosis con la misma vacuna.

Según el gerente, fueron los mismos profesionales los que se dieron cuenta de este incidente al hacer un chequeo a los viales, lo que evitó que hubiera más afectados entre los usuarios citados, ya que ayer en Cáceres se vacunaron 1.500 personas, según los datos del SES.

Zambrano ha realizado un llamamiento a la calma porque “muchos de los afectados tendrán compañeros de profesión y edades similares que se han vacunado con AstraZeneca” antes de que el protocolo se modificase, usuarios que “hace más de un mes se pusieron la primera dosis y no tuvieron reacción de ningún tipo”.

El gerente ha insistido en que la ficha técnica de la propia vacuna establece que se pueda administrar a mayores de 18 años, si bien desde hace un mes el Ministerio prohíbe su uso en menores de 60.

“Esperemos que esto no tenga consecuencias graves, pero el SES asumirá todas las consecuencias”, ha aclarado Zambrano, que ha añadido que de momento "están todos bien, se les ha contactado telefónicamente y se les ha dado las indicaciones de la tipología de síntomas que podrían notar”.

Según los datos aportados por el gerente, en Extremadura hay un total 37.864 personas menores de 60 años que se han vacunado con AstraZeneca antes de que se modificara el protocolo “y no han sufrido ninguna reacción adversa" y están esperando ahora su segunda dosis”.

Además, ha puntualizado que “hay países como Inglaterra o Israel donde al 90% de su población se le ha administrado AstraZeneca”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas en Extremadura, ha solicitado al Servicio Extremeño de Salud (SES) un seguimiento específico para los empleados públicos menores de 60 años que han sido vacunados por error.

La CSIF reclama transparencia e información clara sobre este proceso y exigen una aclaración oficial e inmediata de lo ocurrido, y aunque aclara que no pretende crear alarma social y es consciente de que es necesaria la prudencia, asegura que "existe inquietud, preocupación y hasta miedo" entre los empleados públicos esenciales vacunados.