Sánchez presume de vacunas y una "economía relanzada" y Casado le contesta que "su empecinamiento cuesta vidas"

El presidente le dice al líder de la oposición que tiene "cara de Albert Rivera" y éste le contesta que él tiene "cara de Zapatero"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este miércoles que al líder del PP, Pablo Casado, se le está poniendo "cara de Albert Rivera" y le ha subrayado que lo que necesita España es "estabilidad" y no tantas elecciones como las que quiere el jefe de la oposición, que ha exigido para ya un debate del estado de la nación y le ha contestado al jefe del Ejecutivo que él tiene "cara de Zapatero". En ese sentido, Sánchez ha presumido de su gestión, con una economía "a punto de relanzarse" y ha vuelto a decir que las vacunas conseguirán que España tenga dentro de poco inmunidad de rebaño. Casado, duro con el presidente, al que le ha exigido una ley de pandemias para evitar el caos tras el estado de alarma, ha recalcado que "su empecinamiento cuesta vidas".

"Ha conseguido el peor resultado del PSOE en Madrid. Y eso haciendo trampas on el CIS y el BOE, ocultando el sablazo fiscal. Solo ha entorpecido la vacunación y dice que la pandemia es el pasado. ¿Por qué no convoca el debate del Estado de la nación, por qué no trae el Plan de Recuperación a esta Cámara?", le había preguntado previamente el líder del PP a Sánchez durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

Ante esa intervención, Sánchez, en su regreso a la Cámara Baja tras el batacazo del PSOE el 4-M en la Comunidad de Madrid, ha contestado: "Le miro, le escucho atentamente y pienso que la historia se repite. Se le está poniendo cara de Albert Rivera". Además, ha añadido que las urgencias de Casado no son las de los españoles y ha recalcado que lo que se necesita es estabilidad política.

Por ello, ha reiterado que quedan aún 32 meses de legislatura, por lo que agotará su mandato y el Gobierno se volcará en la vacunación y la recuperación económica.

Casado ha contestado a Sánchez diciéndole que se le ha puesto "cara de Zapatero" y que solo le importa "seguir en el poder como sea". Y le ha pedido una ley de pandemias, porque España es el único país del entorno que no la tiene. "Usted ya es un pato cojo y lo que tiene que hacer es defender a los españoles, porque su empecinamiento cuesta vidas", ha aseverado, pidiéndole que "deje de meter la cabeza en el suelo como un avestruz". Incluso ha llegado a decir que la actual política del Gobierno puede "provocar otras 20.000 víctimas más".

Así, le ha pedido que sea "valiente" y dé "su brazo a torcer", dejando de "llevar la contraria a ministros, 'barones', socios de gobierno, jueces y sanitarios", y acepte estudiar el 'plan b' jurídico del PP para que las comunidades puedan seguir restringiendo derechos fundamentales para frenar los contagios una vez ha decaído el estado de alarma.

En la réplica, el presidente del Gobierno ha insistido en que las preocupaciones de los ciudadanos pasan por superar la pandemia y ha enmumerado una serie de hitos, a su juicio, en la vacunación en España. "En la primera semana de junio, 10 millones de personas tendrán la pauta completa", ha indicado a modo de anuncio. Además, ha dicho que todos los indicadores económicos indican que "la economía española está a punto de relanzarse".

"El estado de alarma es el pasado, hay que mirar al futuro y el futuro es la inmunidad de grupo. Quedan 98 días, y una recuperación económica que empezamos ya a ver en los datos económicos", ha afirmado.

Reproches entre Sánchez y Abascal

Por otro lado, Sánchez ha acusado este miércoles a Vox de haber cruzado "muchas líneas rojas" de las establecidas en la Constitución, a lo que Santiago Abascal ha replicado asegurando que su partido seguirá su camino "sin miedo a nada ni a nadie" y el Gobierno "no podrá hacer nada lícito para impedirlo".

En el otro gran 'rifirrafe' durante la sesión de control, Sánchez ha acusado a Vox de vulnerar los valores de libertad, igualdad o pluralismo político que establece la Constitución. "Con la ultraderecha el mundo es al revés. Dicen ser defensores de la Constitución pero sostienen que la dictadura franquista fue mejor que democracia actual", ha reprochado el jefe del Ejecutivo.

En este sentido, el líder de Vox ha respondido que Sánchez es quien "ha cruzado todas las líneas" al pactar con partidos separatistas, "encerrar" a los españoles durante la pandemia o poner las instituciones del Estado "al servicio" del PSOE y de Podemos. "Vox solo ha cruzado las alambradas antidemocráticas que impone la dictadura progre", ha sostenido.

De hecho, Abascal ha subrayado que Sánchez llegó al poder "de manera ilegítima, con mentiras".

Además, ha celebrado los 15.000 votos obtenidos por Vox el 4-M en el barrio madrileño de Vallecas o sus denuncias contra Pablo Iglesias, al que ha definido como "contratista de matones".

Al presidente la exposición de Abascal le ha parecido más un "monólogo" concebido para después colgarlo en las redes sociales, y así se lo ha hecho saber a su interlocutor. Para ello ha invocado el artículo 1 de la Constitución, que propugna los valores de la libertad, la igualdad y el pluralismo político porque, a su entender, el partido de Abascal se los salta una y otra vez.

El 4-M, presente en el hemiciclo

La aprobación de un plan B jurídico tras el fin de la alarma ha sido rechazada también por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, en respuesta a la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra. "Este Gobierno en B no quiere nada, lo quiere todo en A", ha contestado ante de acusar al PP de querer hacer modificaciones legales para debilitar el control de la calidad de derechos fundamentales.

También ha aconsejado a los populares que, tras la victoria de Isabel Díaz Ayuso en Madrid, estén tranquilos y no en una "desesperación que no cesa". Por contra, la intranquilidad la detecta Gamarra en el Gobierno: "Están de los nervios porque ven cómo la mala gestión de la pandemia se los lleva por delante".

Los comicios madrileños han estado igualmente presentes en el cara a cara entre Teodoro García Egea y la vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, a quien el secretario general del PP ha trasladado que el Gobierno de coalición sufre "tanto desgaste porque gobierna contra la gente".

Díaz ha asegurado que el Ejecutivo no se va a dejar distraer y ha contrapuesto su labor a los "recortes en las pensiones, desahucios y mucho sufrimiento y dolor" de los gobiernos de Mariano Rajoy.

RELACIONADO