Sanidad y las CCAA aprueban administrar la vacuna monodosis de Janssen a menores de 60 años

Las personas de 50 a 59 años y los colectivos vulnerables difíciles de captar serán los primeros grupos en recibir el fármaco monodosis

La Comisión de Salud Pública ha aprobado este martes ampliar el uso de la vacuna de Janssen a las personas de 50 a 59 años, así como a colectivos vulnerables difíciles de captar como personas con discapacidad, autismo y enfermedades mentales severas.

Los técnicos del Ministerio de Sanidad y las comunidades se han reunido este martes para analizar una nueva actualización de la estrategia de vacunación con la incorporación de nuevos colectivos. Así, se ha acordado priorizar la vacunación a grandes dependientes de difícil accesibilidad, personas con autismo profundo, discapacidad intelectual o enfermedad mental severa.

La decisión deberá ser ratificada en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que reúne igualmente al Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas.

Sobre la vacuna de Janssen, la Comisión ha decidido seguir usándola de forma simultánea a las de ARNm para completar la vacunación de personas de más de 60 y, a continuación, la de aquellas de 50 a 59 años.

Además, la vacuna Janssen, por su característica de única dosis, sería recomendable en personas difíciles de captar para la vacunación y cooperantes que se desplacen en misión a países de alto riesgo y personas que por razón de su actividad no se vayan a encontrar en España en las fechas de la segunda dosis.

Así lo afirma Sanidad en la nota en la que informa de los acuerdos alcanzados y en la que recuerda que la Estrategia de Vacunación se va modificando a medida que se van autorizando y recibiendo vacunas, se va ampliando el conocimiento y el contexto de la pandemia va cambiando.

Añade que la Actualización 7, aprobada hoy, incorpora las recomendaciones de vacunación en los grupos de población, tras un trabajo conjunto de los Ministerios de Derechos Sociales y Agenda 2030 Sanidad.

Tras la reunión, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, y la ministra de Sanidad, Carolina Darias, han destacado posteriormente la incorporación de nuevos colectivos vulnerables en la Estrategia de Vacunación.

Ambas han resaltado la importancia de priorizar la vacunación a grandes dependientes de difícil accesibilidad, personas con autismo profundo, discapacidad intelectual o enfermedad mental severa.

Adolescentes

El documento también alude por vez primera a los adolescentes, proponiendo que una vez que se apruebe Pfizer para ellos, se vacune a los mayores de 12 años con condiciones de muy alto riesgo, en situación de gran dependencia y aquellos en centros de personas con discapacidad intelectual, centros tutelados y centros de educación especial.

Los adolescentes serán incluidos en la estrategia de la vacunación a los adolescentes entre 12 y 15 años, en cuanto la Agencia Europea del Medicamento autorice el uso de Pfizer para ellos.