La AIReF, contra el Gobierno por no concretar su Plan de Recuperación y no tener una estrategia fiscal

El organismo, eso sí, dibuja una reducción más intensa del déficit público que la prevista por el Gobierno para 2021 y 2022

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) prevé una senda de déficit similar a la del Gobierno, aunque cree que la bajada será más intensa en 2021 y 2022 por la inercia de la recuperación económica, prácticamente igual en 2023 y algo menor en 2024 por el agotamiento del crecimiento. Pero más allá de estas 'buenas noticias', el organismo carga contra el Gobierno porque a su juicio el Plan de Recuperación está poco detallado y "no cumple con los requisitos a medio plazo". Según la AiReF, otros países sí recogen los objetivos de su política fiscal, algo que, dicen, no sucede con España. Así, recalca que el Gobierno no explica "ninguna medida concreta".

La AIReF calcula un déficit del 7,8 % del PIB para 2021, frente al 8,4 % del Gobierno, del 4,6 % para 2022 (5 % del Gobierno), del 3,9 % para 2023 (4 % del Gobierno) y del 3,5 % para 2024 (3,2 % del Gobierno.

De esta forma, cuando se recupere el nivel de PIB previo a la pandemia de la covid, el déficit público estará todavía 1,5 puntos por encima del cierre de 2019 (2 % del PIB).

La diferencia sería de 1,1 puntos si se toma como referencia el saldo estructural, ya que la AIReF calcula que el déficit estructural fue del 3,5 % del PIB en 2019 y será del 4,6 % en 2024.

En su informe sobre la Actualización del Programa de Estabilidad publicado este martes, la AIReF critica que la estrategia fiscal incluida en el programa es incompleta y no integra las implicaciones macroeconómicas y fiscales de las reformas e inversiones incluidas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Durante la presentación, la presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, ha dicho que la entidad también echa en falta las implicaciones permanentes que podría tener la ejecución del plan de recuperación

Palo al Gobierno

Herrero ha insistido en que el plan del Gobierno no incorpora los efectos de las reformas sobre el crecimiento y la sostenibilidad de las Administraciones Públicas.

La AIReF señala que el Plan solo incorpora el impacto macroeconómico de las inversiones del PRTR y el consiguiente impacto recaudatorio, pero no las reformas que todavía se encuentran pendientes de concreción legislativa y que afectan a ámbitos nucleares para el crecimiento y la sostenibilidad de las finanzas públicas (pensiones, el sistema tributario y el mercado de trabajo).

No obstante, desde la Autoridad se estima que las inversiones y el gasto asociados al Plan de Recuperación podrían tener un impacto en el crecimiento del 1,5% en 2021, 2,5% en 2022 y 1,6% en 2023.

Aunque estas estimaciones son similares a las contempladas por el Gobierno, se encuentran sujetas a una "elevada incertidumbre". Por un lado, el ritmo de ejecución de los proyectos y su concreción final serán cruciales a la hora de determinar el impacto y, por otro, la evidencia empírica sobre el impacto macroeconómico asociado a alguno de los componentes del Plan es "escasa".

Respecto a la ausencia de estrategia fiscal a medio plazo, la AIReF compara con países del entorno para concluir que España está en una situación parecida a la de Portugal, que tampoco concreta medidas, pero más alejada de países como Francia o Italia que precisan algo más o Alemania que incluye un plan fiscal nacional con alto grado de detalle.