Junts cierra la puerta a facilitar la investidura de Aragonés si pretende un Govern en solitario

Junts ha trasladado este martes por la tarde a ERC que no cederán sus votos para investir al vicepresidente de la Generalitat en funciones y el candidato republicano a la Presidencia, Pere Aragonès, si pretende liderar un Govern en solitario.

Lo han explicado fuentes de ERC tras la reunión que ambos partidos han mantenido en el Parlament de manera telemática, en el primer encuentro formal que han celebrado después de que los republicanos rompieran las negociaciones para hacer un Govern en coalición y limitaran las conversaciones con Junts a lograr sus votos para la investidura de Aragonès para gobernar en solitario.

En la reunión, los republicanos han insistido en que la única opción posible para evitar elecciones es investir a Aragonès para hacer un Govern en solitario y a partir de ahí continuar negociando sin la presión de la repetición de los comicios, mientras que Junts ha defendido en un comunicado que "la mejor manera de evitar las elecciones es recuperar las negociaciones" para hacer un gobierno de coalición.

Tras el encuentro de esta tarde, JxCat ha explicado en un comunicado que ha "invitado a ERC a hacer un Govern independentista". "Junts ha trasladado a los republicanos la urgencia de retomar las conversaciones para formar un gobierno de coalición con el objetivo de implementar el mandato electoral que se desprende del 52% de los votos independentistas" en las elecciones del 14F, señala.

Según JxCat, "la mejor manera de evitar las elecciones es recuperar las negociaciones para hacer un acuerdo de legislatura".

Rifirrafe a primera hora

En la mañana de este martes, la portavoz de Junts en el Congreso, Miriam Nogueras, ha avisado a ERC de que la conformación de un gobierno "no independentista" en Cataluña sería "una estafa histórica a los votantes y al país" y le ha pedido a los de Oriol Junqueras que no pacten con Moncloa "las migajas" porque eso supondría "dilapidar" todo lo que las fuerzas secesionistas han conseguido en los últimos años. Por su parte, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha negado que ERC haya renunciado a la independencia en su hoja de ruta y ha acusado a En Comú Podem de "mentir", al tiempo que ha avisado a Junts de que no acepta lecciones y "no es la criada de nadie".

Nogueras ha exigido a ERC en una rueda de prensa en el Congreso que sea "sincera", se deje de "excusas" y explique el verdadero motivo por el que se ha levantado de una mesa de negociación en la que, ha recalcado, Junts va a seguir hasta el final.

Nogueras ha dicho desconocer el motivo de la ruptura cuando, en su opinión, ambas partes estaban a "horas" o "días" de cerrar un acuerdo. Sí ha admitido que seguía habiendo fricciones en la exigencia de Junts de que el pacto debería incluir un compromiso de unidad de acción de las fuerzas independentistas en el Congreso, aunque ha desvelado que se estaban buscando fórmulas para que ERC, que rechaza esa estrategia, se pudiera sentir "cómoda" con la misma.

Según la tesis de Junts, "si los votos de los socialistas no son compatibles" con los de ERC en Cataluña, no tiene sentido que en el Congreso sirvan para dar estabilidad al Gobierno de Pedro Sánchez. Nogueras ha señalado que la CUP también es de esta opinión, pero que estaban negociando la manera de que ERC la aceptara, al menos en los puntos que tienen que ver con la estrategia netamente independentista.

¿Han renunciado a la independencia?

La portavoz de Junts ha hecho hincapié en que "no existe un motivo contundente para el giro de 180 grados" que atribuye a los de Oriol Junqueras, a quienes, agarrándose a unas declaraciones del presidente de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Assens, ha exigido que aclaren si la independencia ya no forma parte de sus objetivos.

A su juicio, ERC tiene que decidir si "quiere un gobierno estable e independentista con Junts y la CUP" o "tirar millas sola o acompañada de los Comunes y los socialistas, renunciando a la independencia y al mandato del 1 de octubre".

"Tiene que decidir si si pactar las migajas con Moncloa vale más la pena que lo que hemos construido juntos con los ciudadanos", ha remachado, antes de advertir de la falta de entendimiento para un gobierno independentista sería "una estafa histórica a los votantes y al país" y de remarcar que "el enemigo" no está entre la fuerzas independentistas, sino en la "represión" y la "tutela" del Estado sobre Cataluña.

Pese a todo, Nogueras ha pedido dejar a un lado "los reproches y los ultimatums" porque, a su juicio, la situación se puede reconducir, los acuerdos son "reconstruibles" y aún quedan 15 días para poder sellar un pacto que, ha insistido, estaba muy avanzado.

Así, tras señalar que "todos" son responsables de la situación a la que se ha llegado, ha abogado por "echar el freno" y "resetear" en pro de la "causa superior" de la "independencia". "El Gobierno legítimo de Cataluña, que está en prisión y en el exilio no lo está para que ahora nosotros vengamos a reventarlo todo", ha concluido.

El enfado de Rufián

Por su parte, Rufián ha querido dejar claro que su partido no acepta "lecciones" de Junts, "o Convergència o Divergencia", y se ha mostrado convencido de que al final su compañero Pere Aragonès podrá ser investido presidente de la Generalitat y que no se repetirán elecciones en Cataluña. También ha criticado a En Comú por poner en cuestión el independentismo de los republicanos: "O miente o no se entera de nada".

En declaraciones en el Congreso, Rufián ha dicho no entender que Junts dilate la consecución de un acuerdo en Cataluña cuando, en plena crisis por la pandemia, van 225 días de Govern en funciones y han pasado 87 días desde las elecciones: "Alucino ¿Cómo se puede decir que no hay prisa? Quien diga que no lo entiende, tiene que bajarse del coche oficial", ha señalado.

A su juicio, "hay mucha gente nerviosa" en Cataluña, pero ha remarcado que los políticos no deben comportarse como "trolls de Twitter" y ha aconsejado a Junts -a "Convegència o Divergencia", ha añadido con sorna-, a asumir la victoria de ERC en el bloque independentista. "Cuando se gana a gente que ha ganado tanto y que se cree que el país es suyo, empiezan los problemas", ha dicho.

Rufián ha subrayado que ERC "no es la criada de nadie" y que "no se la domestica ni se la tutela", y ha rechazado insinuaciones de supuestos acuerdos con Moncloa. "No aceptamos lecciones de quien gobierna la tercera institución de mi país con el PSC para que no la gobierne ERC", ha remachado, en alusión a Junts y la Diputación de Barcelona.

Del mismo modo, ha vuelto a descartar un acuerdo con el PSC de Salvador Illa, que en su opinión "es el líder de la oposición y del bloque del 155" en Cataluña. En ese sentido, ha criticado a En Comú por pedir a ERC un acuerdo de izquierdas que deje el independentismno en segundo plano.

"La primera respuesta es para Jaume Asens, de En Comú: miente o no se entera de nada cuando dice que la hoja de ruta de ERC no es la independencia o la autodeterminación -ha dejado claro-. ERC tiene 90 años de historia y no abarata sus objetivos, sus sueños, que es la independencia".

En cuanto a la posibilidad de tener que repetir las elecciones catalanas, Rufián lo ha dado por descartado: "Es inconcebible", ha señalado, recordando que Jordi Sanchez ya lo descartó y que habló de ceder los votos necesarios para la investidura.