Una nueva tribuna de militares franceses insta a Macron a actuar ante el "riesgo de guerra civil"

Menos de tres semanas después de que un grupo de militares franceses instara en una tribuna al presidente galo, Emmanuel Macron, a actuar frente al "desmoronamiento" de Francia, soldados en activo se han sumado a ese llamamiento subrayando que "se está incubando una guerra civil".

El altavoz elegido para hacer escuchar su voz fue de nuevo la revista ultraconservadora Valeurs Actuelles, en la que precisan que se incorporaron hace poco a la carrera militar y forman parte de todos los Ejércitos y grados.

Su texto, anónimo y abierto en internet a la firma de los lectores, a quienes solo se pide el nombre, apellido, correo electrónico y fecha de nacimiento, estaba respaldado este lunes al mediodía por casi 133.000 personas.

La primera tribuna, del 21 de abril, recalcaba que sus firmantes estaban "dispuestos a apoyar las políticas que tomen en consideración la salvaguarda de la nación".

Ese artículo pasó relativamente desapercibido hasta que la líder del partido ultraderechista Agrupación Nacional, Marine Le Pen, les invitó a sumarse a su causa de cara a las presidenciales de 2022 y provocó críticas en cadena por esa tentativa de politizar a las Fuerzas Armadas.

"Nuestros mayores tenían razón en su totalidad. Vemos la violencia en nuestras ciudades y pueblos. (...) Vemos que el odio contra Francia y su historia se vuelve la norma", recalcaron los militares en activo en el nuevo texto.

En esa tribuna sostuvieron que precisamente porque son "apolíticos", el análisis que hacen sobre la situación del país es "profesional".

Interpelan a Macron para que actúe frente a la "violencia" y el "odio" que se estaría gestando "contra Francia y su historia". Lamentan también las "concesiones" al islamismo. "Hemos visto (esta situación) en muchos países. Precede al colapso", añaden, al hablar de posibles escenarios de violencia que, según explican, no derivarían de una insurrección militar sino de una revuelta civil. "Si estalla una guerra civil, el Ejército mantendrá el orden en su propio suelo, porque así se le pedirá.

Su mensaje se pregunta si sus antecesores han luchado para que los políticos actualmente al frente del país dejen que Francia se convierta en un Estado fallido, e insisten a Macron, pero también a ministros, parlamentarios y otros oficiales que deben hacer algo al respecto porque de ello depende la "supervivencia" de Francia.

Cuando se publicó el primer texto, el Ejecutivo advirtió de que habría sanciones contra los militares en activo o los generales en reserva que lo firmaron.

En este caso, una de las primeras reacciones llegó en boca del ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire. "No creo que tengan razón al hablar. Denuncian la pérdida del sentido cívico, el debilitamiento de las instituciones, pero participan en eso porque publican tribunas, que no parece ser la vocación principal del Ejército", dijo en la emisora France Info, donde denunció también que hayan asumido la retórica de la ultraderecha.