Sánchez rompe su silencio tras el batacazo del 4-M: "El PSOE debe aprender de los errores con humildad"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reconocido este lunes que los resultados de las elecciones autonómicas en Madrid fueron "rotundamente malos" y que ahora el PSOE debe "aprender de los errores con humildad". Eso sí, ha recordado que todavía quedan 32 meses para los comicios generales y que, aunque "todas las elecciones tienen sus consecuencias", el Gobierno sigue con su hoja de ruta, centrado en la vacunación y la recuperación económica.

"El PSOE tiene una gran oportunidad de aprender, pero no olvidemos una cosa, se va a votar antes en las elecciones de Madrid de mayo de 2023 que en las elecciones generales, y por tanto, el Gobierno en lo que está es en lo importante, quedan 32 meses y lo que queremos es superar la pandemia", ha afirmado.

Así lo ha asegurado en declaraciones a los medios de comunicación en Atenas, Grecia, en la que ha sido su primera comparecencia pública con preguntas desde que se celebraron el martes pasado los comicios en Madrid, en los que el PSOE-M sacó su peor resultado histórico.

Tras reconocer esos "rotundamente malos" resultados, y felicitar a la candidata del PP, la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, Sánchez ha justificado que "la campaña se ha dado en unas circunstancias extraordinariamente adversas" para el PSOE de Madrid. Eso sí, ha querido dejar claro que "en Madrid la izquierda volverá con más fuerza y esperanza, de la mano del PSOE".

Asimismo, ha querido mostrar su "solidaridad y agradecimiento" al exsecretario general de lo socialistas madrileños, José Manuel Franco, y al candidato, Ángel Gabilondo, los dos únicos cargos socialistas que han dado un paso atrás por los malos resultados.

A su juicio, estos comicios representan "una gran oportunidad para aprender", aunque ha pedido no olvidar que hasta las elecciones generales de diciembre de 2023 aún quedan 32 meses, y que antes incluso se volverán a celebrar autonómicas en Madrid, en mayo de ese año.

Y al igual que viene haciendo el PSOE desde la fatídica noche electoral, Sánchez ha avisado de que, aunque "todas las elecciones tienen sus consecuencias", las del pasado 4 de mayo estaban "ligadas a un territorio y a un momento determinado". "Eso es lo que ha ocurrido en Madrid", ha insistido.

"Pero la izquierda va a volver a Madrid en las elecciones autonómicas y municipales, que se van a votar antes de las generales, y por lo tanto, en lo que está en Gobierno es en tener una hoja de ruta para las generales de 2023", ha enfatizado.

Así, tras ser preguntado sobre si cree que el PSOE ha podido sufrir en las urnas el desgaste del Gobierno, Sánchez ha defendido que el Ejecutivo "está centrado en lo importante", que es llegar a 2023 "con la pandemia superada, la recuperación consolidada, crecimiento de empleo y haciendo grandes transformaciones".

"Todas las elecciones traen consecuencias, pero es verdad que estas elecciones están circunscritas a un territorio y a un determinado momento. Hace pocos meses estábamos hablando de la victoria del PSOE en Cataluña, y hoy de los malos resultados en Madrid", ha recalcado.

Esto demuestra, a su parecer, que "las cosas pueden cambiar de un momento a otro", y que lo que deben hacer en este caso los socialistas es "aprender de los errores con humildad, y trabajar duro para volver a recuperar la confianza de los madrileños".

"Estoy convencido de que cuando se vuelva a votar en Madrid en mayo de 2023, la izquierda va a volver y va a volver con más fuerza, de la mano del PSOE", ha garantizado.