La salud mental de los europeos se deteriora desde el inicio de la pandemia

La salud mental de los europeos alcanzó el nivel más bajo en todos los grupo de edad después de un año del inicio de la pandemia, donde los jóvenes y los desempleados fueron los más afectados, según una encuesta de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y Trabajo, Eurofound.

El estudio publicado este lunes expuso que casi dos tercios de las personas de 18 a 34 años corren el riesgo de padecer depresión y, en el caso de las mujeres, el equilibrio entre la vida laboral y personal se ha visto desbordado durante la pandemia, especialmente en el caso de las que tienen niños pequeños.

Además, las desigualdades existentes entre la población se están ampliando debido al impacto de la pandemia en los grupos vulnerables, ya que los hallazgos de la investigación mostraron que las dificultades para llegar a fin de mes aumentaron significativamente entre quienes ya se encontraban en una situación precaria.

Eurofound señaló que la pérdida general de empleo en la Unión Europea (UE) sigue aumentando un año después del inicio de la pandemia, y casi el 10 % de las personas que tenían un puesto de trabajo ahora están desempleadas, un aumento con respecto al 8 % del verano de 2020 y el doble que se registró en la primavera de 2020, con un 5 %. En el caso de los jóvenes, el número de desempleados aumentó al 17 %.

Sin embargo, las perspectivas sobre la situación financiera son más favorables para muchos en toda Europa, y en siete Estados miembros de la UE el pesimismo sobre el futuro es menor que en el verano de 2020.

El jefe de la Unidad de Políticas Sociales de Eurofound, Massimiliano Mascherini, subrayó que la pandemia de Covid-19 “ha tenido un costo mental en los ciudadanos a medida que más temen la enfermedad, las dificultades económicas y la incertidumbre sobre el impacto real de la crisis”.

Asimismo, Mascherini apuntó que si no se evita el aumento continuo de las desigualdades entre los ciudadanos y entre los Estados miembros, “se corre el riesgo de socavar aún más la confianza de los europeos en sus instituciones”, así como desencadenar el descontento político y repercutir negativamente en la respuesta epidemiológica de Europa a la pandemia.

La encuesta señaló que la confianza en las instituciones se ha desplomado, especialmente la confianza en los Gobiernos nacionales, que cayó de 4,6 en el verano de 2020 a 3,9 en la primavera de 2021.

Además, la satisfacción de los ciudadanos con las medidas de apoyo en caso de crisis ha disminuido drásticamente, y solo el 12 % ahora siente que las medidas de apoyo son justas, frente al 22 % en el verano de 2020.

La encuesta también reveló que más de un tercio de las personas que viven en Europa tienen dudas hacia la vacuna contra el COVID-19, y los hombres se muestran más indecisos (29 %) que las mujeres (25 %).

La tercera ronda de esta encuesta en línea se realizó en febrero y marzo de 2021 para conocer la situación social y económica de las personas en toda Europa después de casi un año de vivir con restricciones por la pandemia de COVID-19.

El informe analizó los principales hallazgos y rastreó los desarrollos y tendencias en curso en los 27 Estados miembros de la UE desde que se lanzó la encuesta por primera vez en abril de 2020.