Macron pide a la UE que actúe rápido y con ambición ante cuestiones esenciales

El presidente francés aseguró que se tarda demasiados meses en tomar decisiones y eso hace perder competitividad

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, instó hoy a que la Unión Europea (UE) actúe con mayor rapidez para hacer frente a las crisis y abordar cuestiones "esenciales" como la investigación y las inversiones, y también le pidió que reduzca su dependencias de países terceros para proteger su soberanía y evitar divisiones internas.

"A veces vemos que Europa no va lo suficientemente rápida y quizá no tiene suficiente ambición", declaró Macron en la ceremonia de inauguración de la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFE) que se celebra en la sede de Estrasburgo (Francia) de la Eurocámara, en formato híbrido y que trasmiten en directo los servicios audiovisuales del Parlamento.

Macron recordó sus palabras durante una intervención en el mismo pleno hace tres años, cuando dijo que frente al autoritarismo "la única respuesta que vale es la autoridad de la democracia y esa autoridad solo se gana con la eficacia y la velocidad".

"Nuestra democracia europea es una democracia de compromiso y de equilibrio, lo que es una virtud que debemos proteger como un tesoro, pero también es una debilidad cuando choca con sus propios procedimientos y no hay ninguna fatalidad en ello", comentó, para añadir que simplemente "debemos recuperar la eficacia y la ambición".

Así, insistió en que frente a crisis y adversidades, la UE necesita "decidir más rápido y, sobre todo, decidir con más fuerza".

Como ejemplo, puso los programas comunitarios de investigación e inversión en cuestiones industriales del futuro y aseguró que se tarda demasiados meses en tomar decisiones sobre inversiones "que son cinco o diez veces menos importantes que las de los amigos americanos". Insistió en que la UE invierta "masivamente y con rapidez".

Por otro lado, recalcó que los Veintisiete se han dividido cada vez que han sido dependientes del exterior, como por ejemplo, a la hora de conseguir mascarillas en los primeros meses de la pandemia.

"La soberanía es también la capacidad de producir hoy y mañana", aseveró, y agregó que no es suficiente con que Europa sea un mercado abierto al mundo, sino que también necesita convertirse en una productora, "en una gran comunidad de grandes investigadores, creadores, artistas, industriales".

"Producir, crear en nuestro territorio es garantizar nuestra soberanía, la protección de nuestro modelo", afirmó.

También instó a que la UE adquiera competencias en otras áreas, como la sanitaria, para poder actuar de manera común.

Igualmente, hizo una defensa firme de los valores comunitarios, como la democracia, que "no son una debilidad, incluso si algunos los quieren atacar", sino "nuestra fuerza e identidad".

"Nuestra Unión necesita una nueva respiración democrática", dijo, y puso en valor que durante la pandemia la UE haya dado prioridad a proteger las vidas y las empresas.

La Conferencia sobre el Futuro de Europa se inaugura oficialmente en la sede del Parlamento Europeo (PE) en Estrasburgo este domingo, coincidiendo con el Día de Europa, con un año de retraso por la pandemia y por desacuerdos en su organización y alcance que se prolongaron hasta el último momento.