Igea cree que un nuevo Estado de alarma obligaría al Gobierno a dimitir

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León asegura que era pronto levantar el Estado de alarma e insiste en que es una irresponsabilidad del Gobierno central

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha considerado que, "si se produce la situación de que es necesario volver a decretar el estado de alarma, el Gobierno debería dimitir", después de las celebraciones registradas tras el fin del toque de queda, actos que "no se pueden repetir".

"Era pronto para pasar de 0 a 100, es una irresponsabilidad por parte del Gobierno", ha reprochado Igea al Ejecutivo central al ser preguntado por los periodistas en el acto de conmemoración del Día de Europa, donde ha recordado que la incidencia en el País Vasco ha aumentado después de las congregaciones con motivo de la final de Copa del Rey de fútbol.

El vicepresidente y también portavoz de la Junta ha recriminado al Gobierno que traslade la responsabilidad al Tribunal Supremo sobre las medidas que se pueden aplicar al decaer el estado de alarma.

"No puede el Gobierno subcontratar a los jueces", ha advertido.

Ha indicado que la Junta no puede decretar por su cuenta medidas como el toque de queda, pues ya fue rechazado en dos ocasiones (en octubre del año pasado y el adelanto a las 20:00 horas) por el TSJ, a pesar de tener más incidencia acumulada que en la actualidad.

Igea ha apuntado que, si el Tribunal Supremo permite el toque de queda en Valencia y en Baleares, estudiarían la posibilidad de tomar esa medida en Castilla y León si fuera necesario.