ERC amenaza a Junts con que o apoya a Aragonés o habrá elecciones

Los republicanos aseguran que si JxCat se niega a darles apoyo habrá elecciones porque no buscarán un acuerdo con el PSC de Illa

ERC ha acusado a Junts de no decir la verdad cuando anunció que estaban cerca de un pacto de Govern y ha advertido de que si sus actuales socios no cumplen su compromiso de facilitar la investidura de Pere Aragonès para que puedan gobernar en solitario habrá elecciones, porque no buscarán el apoyo del PSC.

Así lo ha asegurado en una entrevista a Rac-1 el vicesecretario general de comunicación de ERC, Sergi Sabrià, que ha descartado de entrada que si el republicano Pere Aragonès es investido president incorpore en el Govern a consellers de la CUP o de los Comuns, porque su objetivo actualmente, una vez descartado el pacto con Junts, es el de gobernar en solitario.

Aragonès anunció ayer su apuesta por un Govern en solitario, para lo que espera que Junts cumpla su compromiso de permitir que el Parlament le invista, si bien el partido de Carles Puigdemont replicó que, aunque aún ven margen para el acuerdo, estudiarían ceder cuatro votos para facilitar la elección del líder de ERC si previamente alcanzaba un acuerdo con la CUP y con los "no independentistas" de los Comuns.

Sabrià ha asegurado hoy que entiende que no "habrá ningún problema" para que Junts ceda los votos necesarios para la investidura de Aragonès, ya que considera que sus aún socios en el ejecutivo en funciones son "gente de palabra" y así se comprometieron a hacerlo para evitar la repetición de las elecciones.

No obstante, el dirigente republicano ha puesto de relieve que Junts ha puesto ahora una "condición añadida" que no habían especificado antes para cederles sus votos, que era que los republicanos cerraran antes un pacto con la CUP y los Comuns.

Sabrià ha insistido que la propuesta actual de ERC es un "gobierno en minoría y en solitario", por lo que ha cerrado la puerta a poder volver a negociar con Junts su incorporación al Govern al inicio de la legislatura, en que tampoco contempla que, de entrada, se nombren a consellers de la CUP y de los Comuns.

Sin embargo, ha insistido que mantienen las "puertas abiertas" a reforzar el Govern una vez se haya constituido, incorporando a representantes de las fuerzas parlamentarias que hayan apoyado la investidura de Aragonès.