El PP culpa a Pedro Sánchez de sembrar el "caos" tras el fin del estado de alarma

Almeida asegura que las imágenes de aglomeraciones en Madrid son "lamentables" y subraya que "eso no es libertad"

El presidente del PP, Pablo Casado, ha culpado este domingo al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, del "caos" tras el estado de alarma y le ha advertido de que "será el responsable si hay otra ola".

"Con Sánchez pasamos del estado de alarma al caos", ha escrito el presidente de los populares en su cuenta de Twitter, y ha agregado que "será el responsable si hay otra ola sin que las CCAA tengan la ley de pandemia que llevamos ofreciendo un año".

Casado ha aprovechado además el mensaje en esa red social para adelantar que el presidente del Gobierno español responderá ante la Justicia y una comisión parlamentaria por "la peor gestión del mundo, según ha denunciado Oxford".

El presidente de los populares ha incluido un cuadro de un estudio de Oxford Analytics, que refleja algunos indicadores (el PIB, las muertes, la deuda o la bolsa) a causa de la crisis pandémica y que sitúa a España en la peor posición.

Miles de personas se lanzaron anoche a las calles, principalmente Madrid y Barcelona, al grito de "libertad" para celebrar el fin del estado de alarma bebiendo y bailando en las primeras aglomeraciones nocturnas como si de una Nochevieja se tratara y obviando la pandemia, porque "había ganas de salir".

En Madrid, hubo más de 450 intervenciones por parte de la Policía Municipal que debió desalojar la Puerta del Sol ante el cariz que estaban tomando los acontecimientos, con escenas que el alcalde, José Luis Martínez-Almeida ha tildado de "lamentables".

"Las imágenes de ayer son lamentables. Los botellones no están permitidos en la ciudad de Madrid. Muestro condena absoluta ante las imágenes de ayer. Pese al despliegue policial se han seguido produciendo estas imágenes", ha lanzado Almeida en declaraciones a los periodistas tras celebrarse un acto por el día de Europa.

El regidor ha recordado que el hecho de que no haya estado de alarma ni toque de queda no quiere decir que "no haya pandemia". Así, ha pedido respetar las reglas de convivencia básicas en la ciudad de Madrid, donde ha recordado que "no se pueden hacer botellones".

"La libertad no consiste en infringir las normas ni en hacer botellones; porque no están permitidos en la ciudad de Madrid. Hacer un botellón en la Comunidad de Madrid no es libertad", ha zanjado el alcalde.

Igualmente en Barcelona, 6.500 personas fueron desalojadas en 31 puntos de la ciudad por formar aglomeraciones y no cumplir con las medidas para evitar contagios en una noche que el teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, definió como "muy intensa" aunque "previsible" con "imágenes preocupantes" y un comportamiento de "absoluta irresponsabilidad".