Aragonés anuncia un Govern en solitario ante el desacuerdo con JxCat

El candidato de ERC anuncia que iniciarán la legislatura con un Govern en solitario pero con el compromiso de alcanzar un pacto con JxCat

El vicepresidente de la Generalitat y candidato de ERC a la Presidencia, Pere Aragonès, ha propuesto este sábado un Govern en minoría pero con "las puertas abiertas" a Junts y con el compromiso de seguir trabajando para restablecer consensos y acuerdos con los partidos independentistas del Parlament.

En rueda de prensa telemática después de reunirse la Ejecutiva del partido, ha explicado que esta decisión permitirá seguir negociando evitando la presión de una eventual repetición electoral y ha abogado por eventualmente "incorporar, si así lo quieren, las formaciones que faciliten la investidura".

Aragonès, que ha defendido celebrar un pleno de investidura lo antes posible, ha asegurado que iniciará una ronda de contactos con los comuns y con la CUP para buscar apoyos y ha reiterado que no buscará los votos del PSC.

ERC lo decide porque ve falta de "predisposición para superar cuestiones que desde el primer día encallan la configuración del nuevo Govern" por parte de Junts, que asegura se mantiene inamovible en cuestiones básicas del acuerdo, como la estrategia independentista y las funciones del Consell de la República (CxRep).

Así, ha reprochado a los de Carles Puigdemont "un optimismo que no encajaba con la evolución de las negociaciones de estos últimos días" --después de que este viernes el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, augurara un acuerdo en los próximos días--.

"Ante la falta de entendimiento y los desacuerdos de fondo que continúan persistiendo durante estas últimas semanas, la mejor opción para el país y para desencallar la situación es aceptar la oferta que Junts hizo en el inicio de las negociaciones y que ayer mismo reiteró su secretario general en rueda de prensa", ha añadido en alusión a que Junts también contemple quedarse fuera de un Govern de ERC.

Sin tutelas

Uno de los puntos en los que ambos partidos no han llegado a un consenso es el papel del CxRep, que para Junts debería coordinar la estrategia independentista, mientras que ERC considera que esto supondría una tutela por encima del Govern y pide que se pilote desde un "espacio neutral".

Así, Aragonès ha insistido en que la Generalitat no puede aceptar tutelas o quedar supeditada directamente o indirectamente a ninguna otra entidad o organismo "en la principal cuestión de la agenda política de Cataluña de los últimos 10 años".

Sin embargo, está dispuesto a "seguir hablando de consenso estratégico" y de cómo se pueden coordinar en aspectos compartidos en el Congreso o en el Senado, y ha asegurado su voluntad de seguir negociando a lo largo de la legislatura

RELACIONADO