División por el estado de alarma: la justicia avala el toque de queda en la C. Valenciana y Baleares y lo rechaza en el País Vasco

El TSJ vasco asegura que no se pueden anular derechos fundamentales; el TSJ valenciano ve las medidas "proporcionadas"

División en las decisiones judiciales sobre las restricciones a mantener tras el fin del estado de alarma. A la decisión del jueves del Tribunal Superior de Justicia de Islas Baleares, que avalaba la petición del Govern de mantener el toque de queda tras el fin del estado de alarma, se une este viernes la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que también ha respaldado la propuesta de la Generalitat de que a partir del domingo se aplique un toque de queda entre la medianoche y las 6 de la mañana, y que las reuniones sociales sean de un máximo de diez personas. Mientras, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha tumbado la petición del Gobierno vasco sobre mantener el toque de queda, dictaminado que no pueden mantenerse en Euskadi los confinamientos autonómico o municipales, el toque de queda nocturno ni el límite de agrupaciones de cuatro personas, al considerar que afecta a derechos fundamentales garantizados en la Constitución.

A lo largo de la mañana se han ido conociendo las diferentes decisiones judiciales en torno a fin de estado de alarma. Así, el TSJCV avalaba  la propuesta del Gobierno valenciano de que a partir del domingo se aplique un toque de queda entre la medianoche y las 6 de la mañana, y que las reuniones sociales sean de un máximo de diez personas.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del alto tribunal valenciano ha ratificado las limitaciones a la movilidad nocturna y a las reuniones sociales planteadas por la Generalitat, así como la limitación al 75 % del aforo en los espacios de culto.

Al tratarse de medidas que afectan a derechos fundamentales, y dado que el domingo decae el decreto del estado de alarma en España, la Administración autonómica necesitaba la ratificación del TSJCV para poder aplicarlas.

Aval al toque de queda en Baleares

Ya se adelantaba este jueves la justicia balear que otorgó el aval al Govern para mantener el toque de queda de 23.00 a 6.00 horas, la limitación a 6 personas de dos núcleos de convivencia de las reuniones en domicilios y el control sanitario a viajeros nacionales en aeropuertos y puertos.

El Gobierno balear ha decidido este viernes ampliar a partir del próximo domingo hasta las 22.30 horas el horario de actividad de las terrazas de bares y restaurantes, pero mantendrá cerrados los interiores de los negocios de hostelería en Mallorca e Ibiza hasta el 24 de mayo.

Las terrazas de la hostelería podrán atender a los clientes desde que abran por la mañana hasta las 22.30 horas todos los días de la semana en todo el archipiélago y los interiores de los establecimientos, ya abiertos con limitaciones en Menorca y Formentera, se abrirán en Mallorca e Ibiza el 24 de mayo con aforo del 50 % si la situación sanitaria lo permite, según ha aprobado este viernes el Consell de Govern.

"Estamos en la fase final de reapertura", ha remarcado al presentar las medidas la presidenta autonómica, Francina Armengol, que ha enfatizado que mayo será el mes de "la superación de la pandemia" y, por tanto, del inicio de la recuperación de la economía.

"Nos estamos jugando los esfuerzos durísimos del último año", ha recalcado para elogiar los sacrificios que han permitido que Baleares sea "uno de los territorios europeos con menor movilidad" y para reclamar responsabilidad a la ciudadanía con el fin de permitir el retorno del turismo internacional desde junio.

La justicia vasca tumba la petición de Urkullu

Mientras, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha dictaminado que no pueden mantenerse en Euskadi los confinamientos autonómico o municipales, el toque de queda nocturno ni el límite de agrupaciones de cuatro personas, después del fin del estado de alarma el próximo domingo, 9 de mayo al considerar que afecta a derechos fundamentales garantizados en la Constitución.

Esta es la respuesta del TSJPV a la autorización previa que había solicitado el Gobierno Vasco, que este mismo viernes establecerá las restricciones que mantendrá en la Comunidad Autónoma Vasca a partir de las 00.00 horas del domingo, cuando decae el estado de alarma, para luchar el COVID-19.

El borrador del decreto planteaba, entre otras cosas, que, cuando la tasa de incidencia acumulada de contagios por COVID-19 en 14 días en el conjunto de Euskadi sea superior a 200 por cada 100.000 habitantes, se determinará el cierre territorial perimetral de la Comunidad Autónoma, así como la limitación de la movilidad nocturna entre las 22.00 horas.

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ya anunció este jueves que en el decreto, que él mismo firmará, no se incluirán aquellas medidas que no hayan sido avaladas por el Tribunal vasco. De esta forma, pretende soslayar la interposición de recursos a las restricciones del Ejecutivo que lleve a "periodos de indecisión e incertidumbre" y que pueden suponer "la pérdida de efectividad" de las restricciones decretadas.

En Cataluña, la justicia también ha dado luz verde a la limitación de las reuniones.

El caos del verano de 2020

La decisión de Sánchez de no prorrogar el estado de alarma ha propiciado la polémica, ya que muchas regiones se encontraron durante el verano pasado con resoluciones de los Tribunales Superiores de Justicia anulando las medidas que habían adoptado. Este es el caso del País Vasco, cuyo gobierno es uno de los que más han presionado para que se prorrogase el estado de alarma.

Sin embargo, el Ejecutivo ha decidido mantener su decisión y para evitar que se produzcan discrepancias entre las decisiones de los Tribunales Superiores de Justicia de las distintas comunidades autónomas, ha optado por crear un recurso de casación "express" ante el Tribunal Supremo con el fin de que éste unifique la doctrina. La Sala Tercera del alto tribunal tendrá 5 días de plazo para resolver, de tal forma que las medidas que puedan afectar a los derechos fundamentales sean las mismas en todas las regiones.

Pero antes incluso de que comiencen a llegar al Tribunal Supremo los recursos por las decisiones de los TSJ, éste ha emitido ya una nota de urgencia en la que apunta a una "posible insuficiencia" o "inadecuación" en el rango de la norma empleada para regular cuestiones que afectan a los derechos fundamentales.

Además, el Supremo desliza una crítica al Ejecutivo por tratar de hacer copartícipes ejecutivos a los tribunales de justicia en la adopción de medidas administrativas. El TS también advierte de que la pretendida unificación de doctrina del Gobierno puede que no ocurra, porque, entre otras cosas, avisa de que puede que los recursos se inadmitan por entender que no tiene interés casacional, por ejemplo, por ser una cuestión casuística.

La mayoría de las CCAA han optado por poner fin al toque de queda y al cierre perimetral al acabar el estado de alarma, salvo Canarias, Navarra, País Vasco, Comunidad Valenciana y Baleares, que pretenden mantener la limitación nocturna a la movilidad.

En este contexto, la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, dictó este jueves una Instrucción dirigida a agilizar la respuesta procesal de la Fiscalía en relación con el levantamiento del estado de alarma a partir del próximo domingo, 9 de mayo.

La Instrucción de la Fiscalía General, que tiene fecha de este miércoles, establece pautas para que los fiscales puedan unificar la respuesta procesal inmediata ante el nuevo escenario de recursos que contempla el texto normativo, "estableciendo cauces de comunicación directos con el Fiscal de Sala de lo Contencioso-administrativo a través de la red de delegados desplegada por todo el territorio", ha informado el Ministerio Público en una nota.

RELACIONADO